La CHG advierte de que las multas por vertidos al Guadaíra serán diez veces más caras

  • Con la nueva orden se aplican coeficientes multiplicadores en función de si el vertido es reversible y de su peligrosidad.

Comentarios 2

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha avisado hoy de que las multas por vertidos al río Guadaíra pueden ser hasta diez veces más caras que las impuestas hasta ahora debido a la orden publicada el 29 de enero pasado sobre valoración de daños causados por contaminación.

El comisario de aguas de la CHG, Javier Serrano, dijo a Efe que hasta ahora las sanciones se basaban en el doble del coste de depuración que suponía el vertido registrado, aunque con la nueva orden se aplican coeficientes multiplicadores en función de si el vertido es reversible y de su peligrosidad.

Serrano se ha mostrado seguro de que habrá una disminución de vertidos gracias a las inversiones de 98 millones de euros en infraestructuras en el río, con balsas de evaporación en las industrias de la aceituna y depuradoras, y por el aumento de las sanciones previstas, que podrían incluso obligar a la intervención de la Fiscalía.

"A partir de ahora habrá que vigilar a algún desaprensivo que meta la pata", ha subrayado el comisario de aguas de la Confederación tras afirmar que el problema de la contaminación en el río Guadaíra "está arreglado" porque hay medios materiales para evitarla.

La Confederación tiene registradas diez balsas de evaporación grandes y otras veinte pequeñas que son periódicamente vigiladas para evitar que viertan al río, y además tiene localizadas dos balsas de purines sin autorizar, respecto a las cuales han tomado medidas para que se regularicen, según Serrano.

Los únicos incidentes contaminantes que se registran son los derivados de algunos mataderos y granjas de cerdos de Morón de la Frontera y Arahal que no están conectados a la red de depuración, lo que, según el dirigente de la Confederación, es responsabilidad de los respectivos municipios.

En lo que va de año, se han registrado cuatro denuncias por vertidos al río, dos de las cuales se atribuyen al Ayuntamiento de Morón y otras dos a empresas, y ninguna de ellas se han resuelto aún, según los datos a los que ha tenido acceso Efe.

En una de las denuncias, de una empresa que no se precisa aunque se califica como "grave", se solicita una multa de 42.000 euros por unos daños cifrados en 6.300 euros.

Respecto a las denuncias de 2007, la Confederación tiene registradas 37 denuncias por vertidos, de las que 19 son de Morón, nueve del Arahal, cinco de Mairena del Alcor, tres de Alcalá de Guadaíra y una de El Viso del Alcor.

La más grave es de un vertido registrado el 27 de julio en Morón, para la que se ha propuesto una multa de 148.425 euros, mientras que las menos cuantiosas son las que se califican de leves y tienen una multa de 601 euros.

Al ser preguntado por la manifestación de mañana convocada por colectivos ecologistas contra la contaminación del río, el comisario de aguas de la Confederación ha señalado que les diría a los manifestantes que "por fin se ha puesto solución" a los vertidos gracias a la infraestructura nueva de la que se carecía.

Así, ha recordado que el informe de febrero de la Oficina Técnica de Recuperación del Guadaíra indica que el río ha alcanzado por primera vez una cantidad de sal que no supera la permitida por el Plan Hidrológico, lo que lo sitúa "en los niveles de un río no contaminado".

Según este informe, la conductividad (cantidad de sal en el agua) del Guadaíra ha descendido más de 64 por ciento en el año 2007 respecto al año 2004.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios