Cae una red que introdujo siete toneladas de hachís por el río

  • La Guardia Civil se incauta del mayor alijo de esta droga en la historia de Sevilla con 7.100 kilos · La carga estaba en dos camiones en el polígono La Palmera

La Guardia Civil se ha incautado del mayor alijo de hachís de la historia en la provincia de Sevilla en un polígono industrial de Dos Hermanas, un municipio que se ha convertido desde hace unos años en un referente nacional del tráfico de estupefacientes. Más de siete toneladas de esta droga es el saldo que arroja la operación Islote, en la que también han sido detenidas seis personas, según informó ayer en rueda de prensa el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón.

En esta ocasión los narcotraficantes introducían la droga en España desde el norte de África a través del río Guadalquivir. Lo hacían en embarcaciones semirrígidas con motores fueraborda, muy potentes para navegar a gran velocidad. Precisamente el origen de esta operación está en el hallazgo de dos de estas lanchas, que fueron vistas por la Guardia Civil cuando regresaban por el río ya vacías, probablemente tras entregar y depositar la droga en algún lugar cercano.

Los agentes sospecharon que ambas barcas podrían ser utilizadas para el tráfico de drogas y que la mercancía podía ser depositada en alguna zona próxima al río. De ahí que se montara un dispositivo de vigilancia en la ribera del Guadalquivir y sobre todo en los polígonos industriales cercanos al lugar donde fueron descubiertas las lanchas. En una de estas inspecciones, la Guardia Civil se encontró con dos camiones aparcados de manera sospechosa en el polígono industrial La Palmera.

Ambos vehículos estaban estacionados con los portalones de carga enfrentados y al final de una calle sin salida. Estaban así colocados la mañana posterior al día que fueron vistas las embarcaciones y estaban cubiertos de barro, cargados y cerrados sin síntomas de que hubieran sido forzados. Uno de los camiones tenía en su placa de matrícula dos bridas para poder insertar o superponer otra placa de forma rápida manteniendo la matrícula original bajo la falsa.

A partir de ahí los agentes mantienen los dos vehículos bajo vigilancia hasta que descubren a dos personas que tampoco pierden de vista a los vehículos. Poco después aparecen otras tres personas que se entrevistan con estos dos sospechosos y luego se une al grupo un sexto miembro. En ese momento los guardias civiles deciden intervenir e identificar a estas seis personas. Se trata de tres ciudadanos españoles, entre los que está el propietario de una nave en este polígono y los dos camiones, y otros tres rumanos.

Mientras tanto, Lucas, un perro labrador de la Guardia Civil especializado en la detección de estupefacientes, descubrió que los camiones estaban cargados de droga. Cuando abrieron las puertas, los agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) del instituto armado encontraron 75 y 150 fardos de hachís, con un peso de 7.100 kilogramos en total.

Se trata de la mayor cantidad incautada por las Fuerzas de Seguridad del Estado de una sola vez en la provincia de Sevilla y no es extraño que se produzca en el término municipal de Dos Hermanas. La mayoría de las operaciones antidroga a gran escala desarrolladas en Sevilla han llevado casi siempre a clanes establecidos en esta localidad. El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, apuntó ayer que en Dos Hermanas ocurre lo mismo "que en todas las zonas de España en las que hay una actividad económica importante" y pidió que no se "estigmatice" a esta población.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios