El Catastro detecta ampliaciones sin declarar en casi mil casas de Morón

  • El Consistorio advierte que hay errores y está asesorando a los vecinos para alegar.

Comentarios 2

El plan de inspección extraordinario que la Dirección General del Catastro ha iniciado en 19 municipios sevillanos para dectectar ampliaciones u otros cambios en viviendas que no se han declarado a efectos fiscales, comienza a arrojar resultados. Sólo en Morón, uno de los seis municipios de Sevilla de los 175 de todo el país, en los que arrancó el plan hace siete meses, hay entre 800 y 1.000 propietarios de inmuebles, rústicos y urbanos, a los que se les ha notificado que deben actualizar los datos de su vivienda, lo que, de confirmarse, supondrá un aumento en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) ya este año.

Según fuentes municipales, los vecinos tienen quince días para recurrir desde que reciben la notificación. Ello ha provocado una avalancha de peticiones de información en el Consistorio. Éste, a través de la Oficina Municipal del Catastro, ubicada en el antiguo edificio de las filipenses, les está asesorando para que presenten alegaciones. Según las mismas fuentes, se están detectando además bastantes fallos y la práctica totalidad de los afectados están recurriendo. Los vecinos para los que finalmente se confirme que la situación real de sus vivienda no se corresponde con lo que consta a efectos catastrales y fiscales, tendrán que abonarlo ya de forma completa este año, en el recibo que queda por emitir en la localidad. Además, deben pagar una tasa de 60 euros, recogida también en la orden ministerial que regula este plan extraordinario de inspección, para sufragar los gastos de la empresa que está realizando el trabajo.

Este plan extraordinario de regularización 2013-2016 se aprobó con los Presupuestos Generales del Estado del año pasado. Según explicaron recientemente fuentes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, del que depende el Catastro, está enfocado a la lucha contra el fraude, a que todos paguen de manera equitativa haciendo aflorar y regularizar ampliaciones de viviendas y otros cambios que se hayan podido producir en los últimos años y que hacen que lo que consta y lo que tributan no se ajuste a la realidad del inmueble. También indicaron que está previsto que el plan de regularización llegue a la práctica totalidad de los municipios del país para el año 2016.

No obstante, hasta el momento se han publicado dos resoluciones de la Dirección General del Catastro. La primera se sacó en octubre de 2013 y e ella se incluía Morón, junto a Alcolea del Río, Castilleja de Guzmán, Gelves, Osuna y Sanlúcar la Mayor. En todos ellos, como en Morón, si no han llegado las notificaciones comenzarán a llegar en breve. El 22 abril, se publicó otro anuncio en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que suponía el arranque del plan en otros 430 ayuntamientos de todo el país, entre ellos los sevillanos de Algámitas, Badolatosa, Carrión, El Castillo de las Guardas, Coripe, El Garrobo, Huévar del Aljarafe, Montellano, Palomares del Río, Peñaflor, San Juan de Aznalfarache, Tocina y Los Rosales.

Según las fuentes del Ministerio, durante el trabajo se contrastan datos del propio Catastro y se utilizan fotos aéreas. También están previstas visitas a los propios inmuebles. No obstante, las fuentes municipales consultadas en Morón, aseguran que el grueso de los cambios que se han notificado en el municipio se basan en esas fotografías aéreas, que también pueden inducir a errores en ocasiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios