Incendio en écija

Concentración silenciosa de unos 200 vecinos en Écija

  • Portavoces vecinales y familiares de las víctimas se han reunido con el alcalde, Juan Wic, mientras en el exterior del Ayuntamiento los vecinos se concentran en señal de luto.

Comentarios 1

Unos 200 vecinos de Écija (Sevilla) protagonizan en la mañana de hoy una concentración "silenciosa" ante el Ayuntamiento del municipio en señal de luto por la muerte ayer de seis miembros de una familia en un incendio, mientras que portavoces vecinales y familiares de las víctimas se reúnen con el alcalde, Juan Wic (PSOE).

Según informaron a Europa Press fuentes municipales, la reunión comenzó sobre las 11.30 horas y en ella participan una representación de la familia de los fallecidos y la asociación de vecinos Las Moreras, barrio astigitano donde se produjo el mortal incendio.

"Después de lo que pasó ayer, con los ánimos más calmados, querían reunirse con el alcalde y el alcalde hablar con ellos", explicaron las mismas fuentes.

Durante el transcurso del encuentro, a las puertas del Ayuntamiento se desarrolla una concentración "de luto" en la que participan unas 200 personas. Mientras tanto, a los cadáveres de los seis fallecidos en el fuego provocado por un brasero se le practica la autopsia en el Instituto Anatómico Forense de la capital hispalense.

El siniestro
El siniestro tuvo lugar en torno a las 7.30 horas de la mañana de ayer, cuando, según informaron a Europa Press fuentes del Servicio Coordinación de Emergencias 112, recibieron el aviso de un incendio que se había originado en una vivienda del número 24 de la calle Haya de Écija, en una zona conocida como Las Moreras. 

Hasta el lugar se desplazaron efectivos del Cuerpo de Bomberos de la Diputación de Sevilla, de la Policía Local y Nacional y del servicio de emergencias sanitarias del 061, que según indicaron, sobre las 9.15 horas ya habían logrado controlar el fuego.

Pero los vecinos denunciaron públicamente que desde que se efectuó la llamada y hasta que los bomberos hicieron acto de presencia en el barrio pasaron al menos "tres cuartos de hora". Además, un hijo del matrimonio fallecido se mostró "muy descontento" con la actuación de los bomberos, porque "no han hecho nada" para salvar la vida de las víctimas.

"La casa era una encerrona porque tenía rejas por todos lados, pero es que ni las cortaron, ni accedieron a la vivienda por el patio de la casa contigua, como yo les dije. Lo único que hacían era echar agua en la planta baja y no en las habitaciones", indicó Manuel.

Los efectivos no pudieron evitar la tragedia y como consecuencia del fuego perdió la vida un matrimonio, tres de sus hijos y el novio de una de ellas, que estaba embarazada. En concreto, se trata de Antonio Romero, de 59 años, y Dolores Priego, de 56 años, matrimonio; Jesús, de 26 años, hermano de José María, de 16 años, y de María del Carmen, la hija de 19 años; y el novio de ésta, Ángel, de 18 años y natural de Lora del Río.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios