Condenados a 10 años por esconder un alijo de casi 30 kilos de heroína

  • Los tres hombres pertenecían a una red de distribución de droga desmantelada en el año 2006 y que podía distribuir hasta 1.000 kilos de heroína cada año

La Audiencia de Sevilla ha condenado a 9 y 10 años de cárcel a tres hombres que escondían un alijo de 30,2 kilos de heroína turca de gran pureza en una parcela próxima a Dos Hermanas aunque situada en el término municipal de Coria del Río, y al pago de una multa de 2.268.110 euros cada uno, el valor correspondiente a este alijo en el mercado.

La sentencia de la Sección Séptima de la Audiencia explica que los acusados decidieron participar en "una operación para introducir en el mercado una importante cantidad de estupefacientes", para lo cual tenían la droga almacenada en una parcela de la urbanización Tixe, nombre que recibió también la operación policial que terminó con las detenciones.

A las 22:50 horas del 8 de febrero de 2006, la Policía detuvo a estos tres hombres cuando salían de la parcela en un Jeep Cherokee que llevaba en el maletero 58 paquetes de heroína y que circulaba con las luces apagadas. El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, dijo en rueda de prensa con motivo de la detención de estos traficantes que constituían uno de los "clanes familiares" que traficaban con heroína en Dos Hermanas y que se trataba de la intervención policial más importante de los últimos años en la comunidad. Además de la droga, la Policía localizó un laboratorio con sustancias de corte, una prensa hidráulica, microondas, máscaras antigás, planchas de hierro y máquinas de embalaje, junto a numerosas escopetas, carabinas y fusiles.

La sentencia aplica a los tres condenados la agravante de notoria importancia del alijo, si bien a uno de ellos le impone 9 años de cárcel, en lugar de 10, por la atenuante de drogadicción. Dos de los procesados, F.J.G.L. y J.M.I.E., reconocieron su participación en el alijo durante el juicio y un tercero, P.R.G., la negó pero los jueces consideran que, según las pruebas practicadas, "está tan involucrado y es tan responsable como los demás acusados". Así, según los policías que vigilaban la parcela, fue detenido en el mismo vehículo donde se transportaba la droga, no salió del lugar desde las 16:00 a las 22:50 horas y sus ropas estaban impregnadas de heroína, lo que demuestra su participación en el embalaje.

La Policía calculó en su momento que la heroína intervenida podía alcanzar en el mercado negro un valor cercano a los cuatro millones de euros, un precio que ascendería hasta los diez millones si la venta se hiciera en dosis con la sustancia ya preparada. Además, los encargados de la investigación -miembros de la comisaría de Dos Hermanas y de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado- sospecharon que la banda podía llegar a dispensar hasta 1.000 kilos de droga al año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios