El Consistorio escritura las calles para sacarlas de la quiebra de una sociedad

  • Los administradores judiciales ponen pegas a las obras y actividades del Ayuntamiento

El nuevo gobierno local de Villanueva del Río y Minas, formado por Unión Minera y el PP, ha iniciado el proceso para escriturar a nombre del Ayuntamiento todas las calles y plazas del municipio. El trámite es inusual y normalmente innecesario, pero con él se pretende recuperar la seguridad jurídica y el control sobre estos espacios teóricamente públicos y que está obligado a conservar, pero que están afectados por la quiebra de la sociedad municipal San Fernando, la entidad que gestionó todo el suelo del antiguo asentamiento minero cuando fue cedido en 2001 al Ayuntamiento por Patrimonio del Estado.

El alcalde, Francisco Barrera, ya cuenta con las fichas catastrales emitidas por la Dirección General del Catastro y los certificados de que estos espacios constan en el inventario municipal de bienes. Esta semana se ha vuelto a reunir con la registradora de propiedad, para instar a que se escrituren. El primer edil intenta acabar así con la incertidumbre que -denuncia- ha conllevado que los administradores de la quiebra judicial estén intentando impedir que el Consistorio realice obras o actividades sobre estas vías porque consideran que forman parte del patrimonio de la sociedad y por tanto están bajo su control. Barrera cree que estos concursales se estarían extralimitando en sus funciones y así se lo ha trasladado a la juez de Lora del Río que lleva el caso. Aún así ha iniciado el proceso para escriturarlas y despejar cualquier duda.

Como ejemplo de las situaciones a las que se están enfrentado, Barrera explica que para arreglar algunas de estas calles con las obras del Pfoea o los planes provinciales de la Diputación se necesita un certificado de la Secretaría del Ayuntamiento constatando que la actuación se va a llevar a cabo sobre bienes públicos. Los administradores habrían advertido que las calles son propiedad de la empresa y , ante la inseguridad jurídica, las obras se han programado dentro del Consistorio para adecuar oficinas.

El regidor de Unión Minera asegura que incluso ha habido intentos de denunciarle por permitir la celebración de la feria o mercadillos y que, a los dueños de los puestos ambulantes se le ha instado -siempre según su versión- a que no paguen las tasas municipales.

La paradójica situación se debe a la singularidad de este municipio entre la Vega y la Sierra Norte sevillana, en el que todo pertenecía a las Minas de la Reunión, nacionalizadas en los años 40: calles, casas, colegios, economato, teatro. Cuando la actividad extractiva cesó en 1972, esos bienes quedaron en manos del Estado, hasta que se cerró un acuerdo para comprarlos con Improasa, la sociedad pública que los gestionaba, para que el Ayuntamiento se hiciera con el control de 1,4 millones de metros cuadrados de término municipal.

Fue en 2001 y el Consistorio creó la sociedad municipal San Fernando para gestionarlos. La operación permitió que muchos vecinos escrituraran sus viviendas, se vendieron algunos terrenos y la sociedad se embarcó en algunas inversiones controvertidas. En el año 2004, el nuevo gobierno de la socialista María José Cervantes instó a quiebra cuando la sociedad todavía tenía el control de 800.000 metros cuadrados, incluidas las calles y plazas del municipio. La decisión fue polémica, porque un informe posterior concluyó que no había suficientes razones para la quiebra.

El nuevo gobierno está pidiendo que se levante y ha trasladado a la juez su desacuerdo con que el proceso lleve ya siete años, cuando afecta a un patrimonio importantísimo para el pueblo. Según el alcalde, en este tiempo se ha vendido suelo por más de dos millones de euros sin que los acreedores hayan cobrado. Tampoco se ha presentado la contabilidad, algo que la juez ha solicitado ahora en un auto. En las conversaciones con el gerente del Catastro para formalizar la escritura de las calles, éste ha trasladado a Barrera que es el primer alcalde de España que intenta llevar a cabo este proceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios