Crece la tensión entre el gobierno local del PA y el PP y la oposición

  • El Pleno extraordinario acaba de madrugada y con abucheos

Comentarios 1

La tensión entre el gobierno local (PA-PP) y la oposición que conforman el PSOE e IU subió el miércoles un grado durante un Pleno que, con pocos puntos en el orden del día, se prolongó más de seis horas, hasta las dos de la madrugada, y al que asistieron el comité de empresa del Ayuntamiento y padres de los integrantes de la Banda Municipal de Música, que jalearon o abuchearon las intervenciones. Mientras que el PSOE culpó de la crispación a las "formas" del gobierno, éste le acusó de intentar "hacer ruido", aprovechando las negociaciones que hay abiertas.

La sesión era extraordinaria. Fue convocada por el PSOE e IU para debatir dos de las cuestiones más controvertidas en lo que va del mandato: la política laboral y la relación con la banda. Según el portavoz socialista, Juan Antonio Zambrano, el primer punto estuvo motivado por la decisión del gobierno, plasmada en sendos decretos de la Alcaldía, de reducir de tres meses a uno la duración de los contratos a tres trabajadoras de ayuda a domicilio y limpieza de la bolsa y que el PSOE tacha de "represalia", porque dos de ellas están vinculadas a su partido. Además, Zambrano denunció que se han cometido otras anomalías con la nueva bolsa de trabajo -la transparencia en las contrataciones fue un compromiso del alcalde, el andalucista Juan Rodríguez-, por lo que la moción, que no salió adelante, instaba a cumplir con el convenio colectivo y apoyaba las críticas del comité de empresa al respecto y en cuanto al plan de consolidación de empleo.

Por contra, el gobierno local achaca la reducción del tiempo de los contratos a un "plan de reparto social del trabajo para el personal con menos cualificación" y destacó que el PSOE se "inmiscuye" en la negociación del plan de consolidación, previsto para trabajadores que llevan mucho tiempo en el Consistorio, no para los contratados poco antes de las elecciones.

El otro punto polémico fue el de la banda. Se daba la circunstancia además de que el gobierno había convocado otro pleno extraordinario después del primero forzado por la oposición para mostrar su apoyo a la entidad, del que se ausentaron PSOE e IU al considerar que no se les había citado en tiempo y forma. La moción socialista, que fue rechazada de nuevo, manifestaba ese apoyo a la banda, pero iba más allá y pedía la "reprobación" de los ediles del PP, entre ellos el primer teniente de alcalde Jorge Vega, por lo que Zambrano calificó de "persecución" al director (cuya compañera fue también en las listas del PSOE), que lleva 15 años en el puesto y goza del respeto de los integrantes. El socialista lamentó que se le hayan quitado ya de su sueldo las dietas por desplazamientos.

En Navidad, el gobierno prohibió a esta persona dirigir la banda. Zambrano recriminó la actitud de Vega, pero también del alcalde, el "responsable" último del gobierno local. Por contra, el propio Vega dijo ayer que sólo se pidió a la banda que interviniera gratuitamente en las procesiones patronales y el Corpus, como parte de la aportación que el Ayuntamiento hace a la asociación musical (casi 90.000 euros en 2007, aunque se incluye la inversión en la nueva sede), pero se negó. Las negociaciones con el director y, a su vez, presidente de la asociación, están rotas, añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios