Las Cruces se desmarca de Boliden

  • La empresa Mina Las Cruces insiste en que no existe ningún riesgo de que se repita el desastre de Aznalcóllar porque, simplemente, su sistema de tratamiento de residuos no incluye una balsa con agua

Comentarios 3

Diez años después de la mayor catástrofe ecológica en la historia de Andalucía, prácticamente todos los grupos ecologistas de España han puesto su diana ahora en el proyecto minero de Las Cruces, ubicado entre los términos de Guillena, Salteras y Gerena, actualmente en construcción. Estos grupos mantienen -y en los últimos días han realizado una intensa campaña mediática para que no se olvide- que este proyecto podría provocar un accidente similar al de la balsa que gestionaba la empresa Boliden, aunque desde Mina Las Cruces argumentan que la posibilidad de que ocurra algo parecido es, literalmente, "cero".

Y basan esta tajante aseveración es un hecho simple y objetivo: "En Mina Las Cruces no tenemos una balsa con lodos tóxicos y, por tanto, no se puede romper y, por tanto, no puede darse un vertido contaminante", explicó el director de relaciones con la Administración de la empresa, Gobain Ovejero. Y no existe balsa fundamentalmente porque el sistema de tratamiento de los residuos contaminantes procedentes del proceso de extracción del cobre es radicalmente diferente.

En Mina Las Cruces, el residuo minero -que contiene pirita y que por ello está calificado como un elemento tóxico- estará formado por una arena fina seca que quedará almacenada en una instalación especial sellada y aislada del exterior, "por lo que no existe ninguna posibilidad de que estos residuos se escapen", insistió Gobain Ovejero. Exactamente, esta arena fina será depositada, según aclaran desde la empresa, sobre una serie de capas aislantes y drenantes "que evitará su filtración al acuífero", y sellada con una cobertura de margas -un tipo de tierra impermeable-. Finalmente, este "vertedero" será reforestado con una cubierta vegetal que permitirá "naturalizar" la instalación para que parezca una colina más del paisaje una vez clausurada la mina.

Gobain Ovejero recordó que la actual directriz europea que regula este tipo de vertederos de residuos industriales marca unos parámetros "y Mina Las Cruces ha aplicado los más rigurosos que se incluyen en esa directriz", y sentenció que "se trata quizá de uno de los diseños de vertederos industriales de mayor novedad en toda Europa".

Bajo el tronar de las acusaciones de los ecologistas, la empresa Mina Las Cruces aún se permite presumir de ser una auténtica pionera en Europa en este tipo de instalaciones mineras. No sólo por el diseño elegido para guardar sus residuos contaminantes, sino por el mismo sistema que se utiliza para separar el cobre objeto de la explotación del resto del mineral. En este caso, Mina Las Cruces utilizará el proceso denominado hidrometalurgia, que consiste básicamente en separar los materiales a través de su disolución en agua y una posterior electrolisis que separa el cobre. El director de relaciones con la Administración afirmó que este tipo de proceso es "único en Europa y sólo existen otros ejemplos en Estados Unidos y Chile. Actualmente, la hidrometalurgia está considerada como la tecnología más limpia para la extracción de cobre".

Explicada de esta forma, la instalación que se sitúa entre los términos de Salteras, Guillena y Gerena está, desde el punto de vista medioambiental, a años luz de la que cubrió de lodos tóxicos el río Guadiamar desde la balsa de Aznalcóllar hasta las puertas del Parque Nacional de Doñana. La mina de Boliden Apirsa, por ejemplo, utilizaba la técnica tradicional de la pirometalurgia, mucho más contaminante. En este sistema, el mineral es enviado a una fundición -ya de por sí especialmente contaminante- y los restos se envían a una balsa, donde tienen que ser recubiertos con agua -que se vuelve muy tóxica- para evitar su dispersión a través del aire. "Tampoco queremos criminalizar a nadie, pero lo cierto -dice Gobain Ovejero- es que en estos diez años se han producido muchos cambios en la tecnología e incluso en la legislación, que ahora es más dura. Y queremos hacer ver todos estos avances".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios