Denuncian que el Corredor Verde del Guadiamar "está abandonado"

  • El coordinador de Ecologistas en Acción en Sevilla asegura en la presentación de un libro sobre la catástrofe de Boliden que en lugar de animales se llena "de quads y 4x4".

Comentarios 1

El coordinador de Ecologistas en Acción en Sevilla, Isidoro Albarreal, ha denunciado hoy que el Corredor Verde del Guadiamar, construido tras regenerar el cauce de este río, contaminado por la riada tóxica de Aznalcóllar, "está abandonado" por las administraciones.

Albarreal, quien hoy ha presentado un libro de Ecologistas en Acción sobre esta catástrofe ecológica, de la que esta semana se cumplen diez años, ha denunciado, a preguntas de los periodistas, que el Corredor Verde no cumple su previsto papel de corredor ecológico entre la Sierra Norte de Sevilla y las marismas del Guadalquivir.

"Los principales usuarios de este corredor no son las especies animales, como estaba previsto, sino los quads y cuatro por cuatro", ha apostillado.

Ha añadido que el Corredor Verde del Guadiamar, para cuya construcción se expropiaron miles de hectáreas afectadas por el vertido, para evitar en ellas las actividades agropecuarias por el peligro de la contaminación por metales pesados, ha sido una gran "operación de imagen" de la Junta de Andalucía.

Albarreal ha reiterado que la rotura de la balsa minera de Aznalcóllar, que vertió al Guadiamar, principal afluente del Parque Nacional de Doñana, seis millones de metros cúbicos de lodos tóxicos y aguas ácidas "fue una catástrofe anunciada" ya que fueron múltiples las denuncias previas de los ecologistas de que este siniestro se podía producir.

También ha denunciado que la nueva explotación minera de Las Cruces, que se construye junto a la antigua mina de Aznalcóllar, supone una nueva amenaza medioambiental, aunque "más difusa", que contaminará el principal acuífero del área metropolitana de Sevilla y el Guadalquivir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios