Desalojadas 74 viviendas en Lora y Tocina

  • Los desalojos superan los 200 en Córdoba y alcanzan 120 en Jaén. Hay 1.500 afectados. El 112 gestiona 2.400 llamadas durante la noche en Andalucía. El temporal obliga a cortar 20 carreteras

Comentarios 10

El consejero de Gobernación de la Junta de Andalucía, Luis Pizarro, avanzó este miércoles que entre 1.200 y 1.500 personas se han visto obligadas a desalojar sus viviendas, un total de 410 inmuebles, en las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén como consecuencia del aumento de caudal del río Guadalquivir por las precipitaciones, que también ocasionaron el corte de 20 carreteras en toda la región, la mitad de ellas en estas tres provincias.

Tras la reunión del comité asesor del Plan de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones en Andalucía, Pizarro informó de que los desalojos se produjeron principalmente en Córdoba, en la capital y Palma del Río, con 216 viviendas afectadas; en Jaén, en la capital, Andújar y Marmolejo, con 120 inmuebles; y Lora del Río y Tocina en Sevilla, con 64 y diez inmuebles, respectivamente.

Asimismo, el servicio de emergencias 112 gestionó en Córdoba, Sevilla y Jaén entre las 00:00 y las 10:00 horas de este miércoles un total de 2.404 llamadas, tras las que se desarrollaron 380 actuaciones por parte de alguno de los operativos de seguridad implicados. 

Inundadas las avenidas del Castillo y León XII

En Lora del Río, el agua inunda ya las avenidas del Castillo y de León XII, en pleno casco urbano, y según los últimos datos del Ayuntamiento han sido totalmente desalojadas de sus viviendas casi 20 familias, mientras otras 50 están en situación de aviso preventivo, dado que posiblemente sean desalojadas ante el peligro implícito en las crecidas del río Guadalquivir.

El consejero de Gobernación, Luis Pizarro, y la delegada del Gobierno de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar, han visitado hoy la localidad junto al alcalde mandos de todos los cuerpos de seguridad y miembros del servicio unificado de emergencias 112, que ha instalado un puesto de mando avanzado en este municipio para atajar las posibles eventualidades.

Las mismas fuentes precisaron que si bien algunas de las familias afectadas afrontan con calma su desalojo a consecuencia de las inundaciones, pues se trata de personas "históricamente" afectadas por estas situaciones a cuenta del lugar en el que residen, las familias más jóvenes viven "con resignación" las incomodidades de las inundaciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios