arqueología

Las obras de la SE-40 sacan a la luz una aldea andalusí del siglo XII

  • Las ruinas corresponden a una casa de postas importante que estuvo activa en época visigoda.

Restos de una alquería almohade en Coria. Restos de una alquería almohade en Coria.

Restos de una alquería almohade en Coria.

Comentarios 4

Las obras de construcción de la nueva circunvalación de Sevilla, la SE-40, han dejado al descubierto una aldea andalusí que los expertos datan en el siglo XIII, con lo que certifican la existencia de pobladores de la época entre Almensilla y Coria del Río. Así lo explicó este jueves a Efe en la excavación el arqueólogo Pablo Garrido, quien señaló que el asentamiento ha permanecido oculto a medio metro de profundidad desde que fue abandonado.

Los primeros vestigios salieron a la luz en 2011, aunque el equipo de arqueólogos acaba de entregar el informe, realizado por Garrido en la empresa Atlas Arqueología y Patrimonio, que ha englobado la aldea en el asentamiento denominado Riopudio.

La delegación territorial de Cultura de la Junta en Sevilla ha ordenado cubrir con materiales geotextiles esos vestigios arqueológicos descubiertos en Coria del Río.

El arqueólogo ha detallado que las ruinas excavadas corresponden a una mutatio o "casa de postas junto a un cruce de caminos importante desde la antigüedad y que se mantuvo activo durante el período visigodo".

La excavación posteriormente ejecutada, entre enero y mayo de 2018, ha confirmado que esta zona corresponde con la antigua alquería almohade de Uncina, "que las fuentes cristianas de los siglos XIII y XIV mencionan en la época posterior a la conquista". Se han encontrado varios silos de la Edad del Bronce, un enterramiento infantil romano a la capuchina, dos inhumaciones de niños de unos 7 años ya de época cristiana y la cerca o fortificación de la aldea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios