Detenido por quemar su moto y rociar de gasolina a dos guardias civiles

  • El individuo estaba siendo multado por los agentes por no llevar documentación ni casco

La Guardia Civil detuvo ayer a una persona por quemar su moto y rociar de gasolina a dos agentes después de ser multado por no llevar ni el casco ni la documentación de su ciclomotor.

Los hechos comenzaron cuando una patrulla de Seguridad Ciudadana de Alcalá denunció al conductor de un ciclomotor -natural del municipio-, que se encontraba en una gasolinera cercana. Al serle comunicada la denuncia, el infractor se alejó con su moto unos metros del surtidor más próximo y, tras rociarla con una botella de gasolina y prenderle fuego, regó también a los agentes que se acercaron para evitar el peligro que suponía el incendio en la gasolinera. Los guardias civiles lograron arrebatar la botella de gasolina al infractor y apagaron el fuego con ayuda de la la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios