Difunden un vídeo de Maloma en el Sáhara, aunque la familia adoptiva le resta credibilidad

  • Creen que la joven estaría mediatizada a la hora de contestar en el ambiente en que se han grabado las imágenes. También entienden que una foto con el hermano "no prueba que esté a gusto".

Un vídeo de dos minutos de duración en el que se muestran imágenes de Maloma Morales aparentemente bien integrada y feliz en los campamentos saharauis ha sido difundido a través de las redes sociales, aunque la familia adoptiva de la joven en Mairena del Aljarafe le ha restado credibilidad. 


El vídeo, según ha adelantado eldiario.es en su edición de Andalucía, dura dos minutos y muestra a la joven, presuntamente secuestrada el pasado 12 de diciembre por su familia biológica, en una vivienda al parecer en los mismos campamentos. La familia de Maloma ha confirmado que la joven que se puede ver en el vídeo es ella, preparando el té junto a otras mujeres en una vivienda aparentemente en los campamentos de refugiados, aunque no se sitúa geográficamente ni se cita en qué fecha fue grabado, además de que, por el material de las paredes, dudan de que se trate de una casa típica de adobe del Sáhara. 

El vídeo comienza con unas fotos fijas en las que se puede ver a la joven con ropas típicas de los campamentos, con una marca de agua permanente en las imágenes con las siglas RASD (República Árabe Saharaui Democrática), y siempre acompañada en una pequeña estancia por un número indeterminado de mujeres. Durante un minuto se escucha una conversación que comienza hablando del Badía, un territorio liberado del Sáhara Occidental donde presuntamente estuvo retenida Maloma, y en ese momento, según la traducción realizada por el mencionado diario digital, se escucha a una mujer en segundo plano decir "seina andha" (no le gusta). 

En un primer plano se escucha a una mujer decir que sí le gusta, para intervenir Maloma y decir "Ana el Badia ma" (A mí el Badía no me va), a lo que responde otra mujer diciendo "Pero el mujayem (los campamentos) sí le gustan. ¿A que te gusta vivir en los campamentos?", y Maloma dice "Seina, seina" (me gusta). En la última parte de la conversación, las mujeres le preguntan a Maloma si se quiere quedar allí -en el Sáhara-, aunque la grabación se corta antes de que conteste, para mostrar a renglón seguido una foto de la joven con su hermano, al que la familia señala como instigador del secuestro, con una sobreimpresión en la que se preguntan los editores del vídeo si esas son las condiciones de una persona secuestrada. 

La familia adoptiva de Maloma ha dicho que, para ellos, el vídeo no tiene credibilidad, porque la joven estaría mediatizada a la hora de contestar en el ambiente en que se ha grabado, además de entender que una foto con el hermano "no prueba que esté a gusto en los campamentos, simplemente que en un momento concreto se ha fotografiado con él". Se han reafirmado en que el deseo de la joven es volver a su casa, y han recordado conversaciones como la mantenida entre ella y su prima sevillana, María Amoretti, a la que dijo, la última vez que hablaron, "por favor, no me dejéis aquí, que me muero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios