La Diputación dará 30 millones hasta 2010 para proyectos municipales

  • El plan será aprobado en un Pleno extraordinario que se celebrará el próximo jueves · La institución recurre a sus fondos propios para no endeudarse más

"No es una consecuencia de la desaceleración o crisis, pero si la alivia bienvenido sea". El presidente de la Diputación Provincial de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, presentó ayer el Plan Extraordinario de Impulso Municipal, que supondrá una inyección de 30 millones de euros a las arcas de los ayuntamientos de la provincia para sufragar nuevos proyectos hasta 2010. Los fondos proceden de los recursos propios de la Diputación según su presidente, que incidió en que no supone gravar sus arcas con más endeudamiento.

Para subrayar que no es una propuesta oportunista, Villalobos aseguró que esta iniciativa, que será elevada para su aprobación a un Pleno extraordinario previsto para el próximo jueves, está comprendida dentro de lo que él llama "la segunda transformación municipal". "No está inventado de la noche a la mañana", recalcó.

El presidente de la institución provincial, que subrayó que este plan no sustituye a las actuaciones ordinarias de la Diputación, no indicó los proyectos concretos que se beneficiarán de las ayudas porque aún no están definidos. "Una vez aprobado el plan, los municipios y mancomunidades podrán solicitar hasta el 21 de septiembre la subvención de los proyectos, cuya cuantía podrá exceder el importe subvencionado aunque ellos tendrán que asumir la cantidad que sobre", explicó Rodríguez Villalobos, que sólo apuntó el reparto por áreas.

El 80% de la inversión, unos 24 millones de euros, recaerá directamente en los ayuntamientos y entidades locales autónomas de la provincia. De ellos, unos 22,2 millones se destinarán a proyectos de mejora de eficiencia energética, ayudas a emprendedores y empresas relacionadas con las nuevas tecnologías o la modernización de servicios públicos como la informatización de la hacienda municipal. Otra partida de 1,8 millones servirá para la adquisición de vehículos de limpieza pública o modernización de parques de bomberos.

Consorcios y mancomunidades de municipios dispondrán del 20% restante, con una partida de 3,3 millones para modernizar la gestión de aguas y basuras y otros 2,7 millones destinados a la mejora de la prestación de servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios