La Diputación destina 5 millones a ayuntamientos con nóminas atrasadas

  • Villalobos anuncia una nueva convocatoria del Fondo Extraordinario de Anticipos Reintegrables para los consistorios que han visto rechazado sus planes de ajuste.

Comentarios 3

La Diputación de Sevilla publicará en los próximos días una nueva convocatoria del Fondo Extraordinario de Anticipos Reintegrables (FEAR) para ayudar a municipios a pagar nóminas atrasadas de los pasados primeros nueve meses de este año 2012 -de enero a septiembre- y a los ayuntamientos que no han podido acogerse al plan de pago a proveedores impulsado por el Gobierno al haber visto rechazados sus planes de ajuste.   

Así lo ha anunciado este viernes en rueda de prensa el presidente de la Diputación sevillana, Fernando Rodríguez Villalobos (PSOE), quien ha explicado que esta nueva convocatoria verá la luz gracias a la cuantía de dinero que no se ha empleado del total de la partida presupuestaria que se destinó a la última realizada, de la que se han beneficiado 21 ayuntamientos de la provincia, que en virtud de dicho fondo recibirán ayudas para abonar las nóminas y las cotizaciones a la Seguridad Social de los meses de octubre, noviembre y diciembre de los trabajadores municipales. 

En concreto, la Diputación destinó inicialmente a esa primera convocatoria una partida de diez millones de euros, de los que únicamente se han consumido 4.650.000 euros, lo que ha generado un sobrante algo superior a los cinco millones que será el importe al que ascenderá el presupuesto de esta segunda convocatoria del FEAR de 2012. 

Según ha anunciado Villalobos, esta acción se resolverá "con carácter de urgencia" -probablemente en noviembre, ha apuntado-, y con ella la Diputación busca una "doble línea de actuación", ya que pretende, por un lado, ayudar a los ayuntamientos que se acojan a ella y cumplan los requisitos que se detallen en la convocatoria a afrontar el pago de nóminas atrasadas de los primeros nueve meses de este año 2012, y así contribuir a la "corrección" del déficit de sus cuentas municipales, y, a la vez, seguir "apoyando" a los cinco consistorios cuyos planes de ajuste no aprobó el Gobierno central. 

Al hilo de ello, el presidente de la institución provincial ha recordado que, como consecuencia de ese rechazo, el Ejecutivo ha retenido a esos cinco ayuntamientos -El Coronil, Martín de la Jara, Almensilla, Benacazón y Almadén de la Plata- el 50 por ciento de lo correspondiente a la Participación de los Ingresos del Estado (PIE), por lo que, con la primera convocatoria del FEAR, la Diputación ha buscado "cubrir el déficit de ingresos de seis meses".

Un total de 21 ayuntamientos beneficiarios del FEAR 2012

Por otro lado, Villalobos ha confirmado que el número total de ayuntamientos que han cumplido los requisitos de la primera convocatoria del FEAR 2012 -entre los que figuraban acreditar que no contaban con "suficientes ingresos" para afrontar el pago de nóminas- y han resultado beneficiados de la misma han sido 21 de los 29 que lo solicitaron, que ya han cobrado el 60 por ciento de dichas ayudas, y a los que se les ingresará el 40 por ciento restante "cuando justifiquen" el porcentaje anterior. 

De esta manera, la Diputación ha destinado distintas cuantías a los 21 ayuntamientos, que han oscilado entre los "algo más" de 700.000 euros adjudicados a Los Palacios y los "menos de 100.000" que han ido destinados a Almadén de la Plata, Brenes, Castilblanco de los Arroyos, Castilleja de Guzmán, Martín de la Jara y Osuna. 

Entre dichas localidades se han situado, por montantes recibidos La Algaba, Huévar del Aljarafe, Lebrija y Marchena -que han cobrado ayudas que han oscilado entre 500.000 y 300.000 euros-; Alcalá del Río, Almensilla, Benacazón, Coria del Río y Gelves -beneficiarios de partidas de entre 300.000 y 200.000 euros-, y El Coronil, Montellano, Palomares del Río, Pilas y Villanueva del Río y Minas, localidades a las que se han destinado partidas cuyas cuantías han oscilado entre 100.000 y 200.000 euros.   

Todos los ayuntamientos beneficiarios del FEAR dispondrán de un plazo de 44 meses para reembolsar a la Diputación dichas partidas sin pagar por ello ningún tipo de interés, ya que es la institución provincial, según ha destacado Villalobos, la que asume el coste del interés -cifrado en un 4,5 por ciento- del dinero que le prestan las entidades financieras para la dotación de fondos de dicho plan. 

En esta línea, el presidente del ente supramunicipal sevillano ha querido agradecer el trabajo del Organismo de Asistencia Económica y Fiscal (Opaef) de la Diputación, que es el que, según ha remarcado, ha posibilitado la puesta en marcha de este fondo, ya que es el que "negocia" con las entidades financieras para la consecución de esos fondos, y el organismo con el que los municipios que se quieran acoger al mismo deben tener suscrito un convenio de colaboración, requisito que cumplen, ha añadido Villalobos, la totalidad de ayuntamientos de la provincia, con las excepciones de Alcalá de Guadaíra y Mairena del Aljarafe.

Más de 55 millones destinados al FEAR desde 2007

En total, la Diputación de Sevilla ha invertido un total de 55,5 millones de euros en las sucesivas convocatorias del FEAR lanzadas desde el año 2007, incluyendo la del presente 2012 que ya se ha cerrado, según las cifras facilitadas por su presidente, que considera que el hecho de que haya sobrado dinero del fondo de este año se debe a que "no todos los ayuntamientos de la provincia se encuentran asfixiados económicamente, como a veces se exagera", ha apuntado.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios