Dos hermanas

Duplican una condena por considerar un armario como un "arma peligrosa"

  • El Supremo ha aumentado a tres años y medio una condena por lesiones, ya que el acusado arrojó sobre la víctima un armario durante una discusión.

El Tribunal Supremo ha duplicado una condena por lesiones porque considera que el objeto utilizado para la agresión, un armario que el acusado arrojó sobre la víctima, puede ser considerada como "un arma peligrosa para la vida o la integridad de las personas".

Los hechos ocurrieron sobre las 15 horas del 29 de agosto de 2005 en una vivienda de Dos Hermanas (Sevilla), cuando el acusado M.A. inició una discusión con J.M., que estaba postrado en una silla de ruedas como consecuencia de la paraplejia que sufría, y le arrojó un armario encima.

La víctima sufrió un traumatismo cráneo-encefálico y una herida incisa en el cuero cabelludo, donde tuvo que recibir 18 puntos de sutura y de la que tardó 15 días en curar, según la sentencia.

La Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla impuso al procesado un año y nueve meses de prisión por un delito de lesiones, pero ahora el Supremo ha elevado dicha condena a tres años y medio porque el acto de "utilizar un objeto de gran tamaño y peso sobre la cabeza de quien se encuentra desvalido y en estado de discapacidad física" suponen una circunstancia agravante, no contemplada en la primera sentencia.

"No es precisa una descripción de las características físicas del instrumento empleado cuando los efectos producidos revelan sin duda alguna su peligrosidad", dice el Supremo.

Añade en su sentencia que "no cabe duda de que el acusado era consciente del desequilibrio de fuerzas entre él y su víctima, que se encontraba postrado en una silla de ruedas, por lo que su capacidad de defensa era inexistente o muy limitada, de modo que tan evidente inferioridad fue aprovechada para facilitar su acción".

Entiende que se debe aplicar la agravante cuando se produzca "un aumento de la capacidad agresiva" y por lo tanto "una mayor perversidad criminal", lo que en este caso deriva del objeto utilizado (un armario), unos medios (arrojarlo sobre la víctima) y unos métodos o formas que "resultan concretamente peligrosos para la vida o la salud del lesionado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios