Ecologistas en Acción lleva ante la Fiscalía la muerte de miles de peces

  • La asociación de protección ambiental pide que se investigue "la situación irregular" de un vertedero situado a escasos metros del río donde se produjo la mortandad

La organización Ecologistas en Acción denunció ayer ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Sevilla la muerte de miles de peces en el río Ribera de Huelva a la altura de la localidad de Guillena, a la que solicita que "investiguen las causas y los responsables directos de este posible delito contra el medio ambiente, así como la posible dejación de funciones de las autoridades competentes".

En el escrito dirigido a la Fiscalía, según informó Ecologistas en un comunicado, piden que "se investigue la situación irregular del vertedero localizado a escasos metros del punto dónde se han hallado los peces muertos", ya que "parece que cuenta con autorización tácita municipal pero carece de las autorizaciones preceptivas de la Consejerías de Medio Ambiente, Innovación y de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG)".

Por tanto, la asociación ecologista responsabilizó al Ayuntamiento de Guillena del vertido y solicitó que "se investigue a las administraciones competentes por dejación de funciones", ya que aseguró que "la situación de este vertedero ha sido denunciada en numerosas ocasiones por Ecologistas en Acción sin que se haya acabado con el tráfico ilegal de residuos al mismo mediante camiones que acceden al recinto desde el propio río, utilizando como caminos los accesos abiertos por las numerosas graveras que se localizan en esta zona del río". Además, la organización señaló que "las propias graveras son el otro gran problema de esta zona, porque se producen extracciones de áridos en áreas de dominio público hidráulico y se excava más allá del nivel freático, afectando al acuífero aluvial del río, originando una presión excesiva debido a que se construyen caminos de tierra para cruzarlo, desviando el cauce o atravesándolo por la mitad".

Para esta entidad ciudadana, el vertedero "ha provocado la creación de una balsa entre los taludes del propio vertedero y el del río, donde se acumulan los lixiviados y todo tipo de residuos", por lo que advirtió que "el desbordamiento de esta balsa nauseabunda sería la causa de la mortandad de peces".

Este problema ya fue denunciado el pasado miércoles por el portavoz del PP en la Diputación de Sevilla, Juan Bueno, que criticó la falta de información procedente de las administraciones implicadas, desde el propio Ayuntamiento hasta la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Según Bueno, "si este suceso ya es un escándalo por sí mismo, más preocupante es el oscurantismo con el que se trató y se está tratando esta catástrofe".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios