Medio ambiente

Ecologistas demandan al viceconsejero Espadas por el vertido en Mina Las Cruces

  • Le acusan de un delito de prevaricación y contra el medio ambiente cometidos al autorizar un vertido al Guadalquivir.

Comentarios 2

Ecologistas en Acción presentará mañana una querella contra el viceconsejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, como presunto autor de sendos delitos de prevaricación y contra el medio ambiente cometidos al autorizar un vertido al Guadalquivir de Mina Las Cruces, en Sevilla.

Un portavoz de Ecologistas en Acción ha explicado en conferencia de prensa que Espadas autorizó a Minas Las Cruces construir este vertido de residuos mineros al Guadalquivir pese a que el Ministerio de Medio Ambiente -que tutela el dominio público marítimo-terrestre de los ríos- le advirtió de la necesidad de que esta infraestructura se sometiera a una declaración de impacto ambiental.

Minas Las Cruces es un gran proyecto de la multinacional canadiense Inmet Mining que tiene previsto comenzar a funcionar en breve a unos veinte kilómetros al norte de Sevilla capital, donde extraerá más de un millón de toneladas de cobre y otros minerales durante quince años.

Ecologistas en Acción considera que la autorización concedida por Espadas puede constituir un delito de prevaricación al que se uniría otro contra el medio ambiente por el daño ecológico que, en su opinión, causará este vertido.

Este grupo conservacionista ha comparado Mina Las Cruces con la explotación de Boliden en Aznalcóllar, que causó hace ahora diez años una catástrofe ecológica al romperse su balsa de residuos mineros, y ha advertido de que, al igual que pasó entonces, sus denuncias no fueron es escuchadas.

En su opinión, la Junta de Andalucía "no ha aprendido nada del desastre de Aznalcóllar", del que Ecologistas en Acción alertó en varias ocasiones, ya que la autorización de Mina Las Cruces supone una nueva amenaza ambiental.

Los representantes de Ecologistas en Acción defienden que esta mina no vierta aguas contaminadas al Guadalquivir y han advertido de que los trabajos de construcción de Mina las Cruces ya han dañado el acuífero Niebla-Posadas, que se ubica en el subsuelo.

Por último, han advertido de que la entrada en funcionamiento de esta mina es "incompatible" con la propuesta de la Junta de Andalucía de que el Guadalquivir sea declarado patrimonio de la humanidad. 

"Informe favorable del Ministerio"

La Consejería de Medio Ambiente ha replicado en un comunicado que su autorización del vertido de Mina Las Cruces al Guadalquivir "cuenta con el informe favorable preceptivo y previo de la Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente".

La Junta asegura que Medio Ambiente informó favorablemente a este vertido el 23 de septiembre de 2003 y sostiene que, "obviamente no se hubiera emitido si este organismo considerara que no se habían evaluado las distintas alternativas de vertido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios