Entrenúcleos podrá acoger una población similar a la de Alcalá

  • La ampliación de la densidad hasta 20.000 viviendas supondrá más de 60.000 habitantes aunque Toscano asegura que la ratio bajará hasta dos vecinos por piso

El Ayuntamiento de Dos Hermanas planea casi duplicar el número de viviendas autorizadas para ser construidas en Entrenúcleos. Con 720 hectáreas es la mayor reserva de suelo de la localidad y permitirá la unión física del núcleo urbano con Montequinto. En un momento de desaceleración para el sector inmobiliario, el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, esgrime dos razones que justifican una decisión que implicará la construcción de 20.000 pisos en vez de los 13.500 inicialmente previstos.

"En primer lugar, queremos satisfacer una demanda no cubierta de primera residencia doblando el número de viviendas de protección oficial y a la vez utilizar esta necesidad para contribuir a la reactivación del mercado laboral", aseguró ayer el regidor nazareno. Gracias a la modificación, la mitad de las 20.000 viviendas planeadas serán VPO, en vez de las 5.000 iniciales, y el resto serán libres. Por lo tanto, dos tercios del incremento residencial se destinarán al mercado protegido.

La fórmula empleada por el Ayuntamiento consiste en reducir el tamaño medio de cada vivienda sin tener que ampliar la edificabilidad. "Nos hemos adaptado a la demanda para reducir los pisos de unos 170 metros cuadrados a 110-120 metros cuadrados, que es un tamaño más adecuado porque ya no se compran pisos grandes como hace unos años", manifestó Francisco Toscano, que agregó que la edificabilidad no llegará a las 75 viviendas por hectárea, descontando zonas verdes y otros espacios comunes. El incremento permitirá que Entrenúcleos se consolide como uno de los principales ejes residenciales de la corona metropolitana de Sevilla, pudiendo aglutinar a más de 60.000 habitantes, una población similar a la de localidades limítrofes como Alcalá de Guadaíra. Sin embargo, Toscano sostuvo que Entrenúcleos no acogerá más de los 40.000 vecinos previstos en un principio. "Hace unos años se calculaba una media de tres habitantes por vivienda, pero hoy en realidad no pasan de dos", recalcó. El primer edil señaló que el Consistorio desarrolla así el Decreto del Pacto de la Vivienda aprobado recientemente por la Junta. "Ahora se permite ampliar las densidades mediante un reglamento municipal siempre que la mayoría de las nuevas viviendas se destinen a VPO y que se trate de suelos ya calificados", indicó el regidor, que aseguró que las VPO "se venderán a un precio simbólico de unos 90.000 euros". Harina de otro costal será el precio de las viviendas libres, en una zona que contará con accesos directos a la SE-40 y una extensión del Metro.

La modificación se encuentra actualmente en fase de estudio por parte de los técnicos municipales. Una vez finalizada la fase preliminar, se pasará al Pleno para que dé su aprobación provisional. El siguiente paso consistirá en abrir la fase de exposición pública y su remisión a la Junta de Andalucía para su supervisión. Y finalmente, recibirá la aprobación definitiva en el Pleno municipal. "Esperamos que todo el proceso esté listo en otoño y que a finales de año o principios de 2009 se pase ya a la construcción de edificios", destacó el primer edil de la localidad.

El horizonte de desarrollo es de unos 15 años. "Ya se ha empezado con la urbanización de la primera unidad y a finales de año se iniciarán las obras en la segunda", vaticinó el regidor.

10.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios