Tribunales

El alcalde de Gerena asegura que no retiró los carteles por la lluvia y por problemas técnicos

  • El socialista Jacinto Pereira declara en el juicio por delito electoral que la orden de retirada de publicidad electoral fue cursada pero culpa del retraso de nueve días a la propia Junta Electoral a la hora de aclarar qué carteles debían ser retirados.

Comentarios 3

Jacinto Pereira (PSOE), alcalde de Gerena para quien el fiscal pide nueve meses de cárcel por un delito electoral, ha asegurado hoy que tardó nueve días en retirar los carteles publicitarios que le ordenó la Junta Electoral por la lluvia y la "dificultad técnica" de la operación.

En el juicio que ha celebrado el juzgado penal 13 de Sevilla, Pereira ha asegurado que, nada más recibir la carta de la Junta Electoral, dio orden de retirarlos a la empresa de publicidad, y culpó del retraso a la propia Junta Electoral, a la que tuvo que pedir aclaración sobre cuál de los trece carteles institucionales repartidos por la localidad debía retirar.

Se trataba de unos carteles informativos sobre proyectos de inversiones en el pueblo que, según la denuncia de IU a la Junta Electoral, iban acompañados de un eslogan muy similar al del PSOE en vísperas de las elecciones municipales del 27 mayo de 2007.

El alcalde ha asegurado a la juez que en todo momento hizo saber su "voluntad irrevocable" de retirar los carteles lo antes posible, pero atribuyó la demora a diversas circunstancias como la lluvia y la dificultad técnica de cubrir las vallas publicitarias de tres metros por cuatro con nuevas capas de vinilo.

La Junta Electoral denunció al alcalde en el juzgado porque el 30 de mayo de 2007 le notificó su orden de retirar los carteles en 24 horas pero nueve días después, el 8 de mayo, seguían allí, lo que constituye "un claro delito de desobediencia previsto en la Ley Electoral", según dijo el fiscal en su informe.

Pereira ha explicado que el secretario del Ayuntamiento no le notificó la carta hasta el 2 de mayo, que ese mismo día se puso en contacto con la empresa y al día siguiente "vio a sus empleados retirando algunos carteles", pero luego el 4 de mayo cayeron 50 litros por metro cuadrado y el 5 y 6 fueron fin de semana.

El alcalde ha asegurado que el día 7 estaban retiradas todas las vallas y se ha lamentado de que "con la cantidad de cosas importantes que tiene un alcalde sobre su mesa, yo deba estar hoy aquí para decidir si tardé 24 o 78 horas, cuando la voluntad de retirar los carteles se ejecutó".

No lo entendió así el fiscal, quien mantuvo su petición de nueve meses de cárcel y aseguró que "era notorio cuales eran los carteles que había que retirar" y además reprochó al alcalde no haber expuesto en su día a la Junta Electoral los motivos de exculpación que hoy alegó.

Este caso fue denunciado por IU, cuya representante en la Junta Electoral, Concepción Moreno, ha reconocido a la juez que ella no hizo las fotos con la fecha impresa en las que se basa su denuncia, sino que le fueron aportadas por militantes de la coalición, y que ningún notario certificó el mantenimiento de las vallas.

El abogado del alcalde ha emitido, en su informe, una dura crítica a la Junta Electoral, que tardó 16 días en resolver sobre la queja de IU pero luego dio al Ayuntamiento solo 24 horas para cumplir su orden.

Ha asegurado que es "como si la Junta Electoral me manda llegar a la luna en 24 horas", una orden "imposible de cumplir porque suponían labores técnicas difíciles, que se terminaron cuando se pudo".

La Junta Electoral denunció a cuatro alcaldes sevillanos por vulneraciones similares en la campaña de las últimas municipales, aunque este ha sido el único caso que ha llegado a juicio, junto con las causas contra otros diez presidentes o vocales de mesa que no acudieron pese a haber sido legalmente citados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios