Seguridad

El Gobierno atribuye los robos en el Aljarafe a una banda organizada

  • La mayoría de los delitos coinciden en cuanto al modus operandi y la franja horaria en la que se cometen · Los vecinos detectan a una serie de vehículos sospechosos estudiando las calles de urbanizaciones como Simón Verde

Comentarios 10

El Gobierno atribuyó ayer a una banda organizada de delincuentes la ola de robos a chalés que están sufriendo varias urbanizaciones del Aljarafe. Así lo avanzó ayer el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, tras presidir una junta local de seguridad extraordinaria celebrada en el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe, en cuyo término municipal se encuentran los núcleos de población más afectados por estos delitos: las urbanizaciones de Simón Verde y la Estacada del Marqués.

"El modus operandi es similar en la mayoría de las ocasiones y eso induce a pensar que se trata de unas personas con una cierta especialización", apuntó Valdés. La mayoría de los robos han ocurrido en las mismas franjas horarias, casi siempre a partir de las cinco de la tarde o a primera hora de la mañana. En un alto porcentaje de estos asaltos no había nadie en el interior de las viviendas y la forma de acceder a ellas ha sido siempre muy parecida.

Es muy habitual que los ladrones entren por la parte trasera de la vivienda, forzando alguna puerta o ventana. Una vez dentro, lo primero que hacen es destrozar la alarma y actúan en menos de diez minutos, que es el tiempo estimado que transcurre entre el aviso de la central de alarmas y la llegada de la Guardia Civil. Generalmente buscan siempre alguna caja fuerte en el interior de los dormitorios y suelen llevarse dinero. Los delincuentes desprecian aparatos de alta tecnología, teléfonos móviles y hasta las joyas. Eso sí, en ninguno de los casos los ladrones se han comportado de forma violenta.

Los robos se han incrementado de forma espectacular en los últimos meses, hasta el punto de que sólo en Simón Verde -y con este término también se engloban las diferentes urbanizaciones que han surgido recientemente junto a este núcleo residencial- se han registrado más de un centenar entre los meses de septiembre de 2007 y enero de 2008. Este aumento de los delitos ha generado una sensación de alarma entre los vecinos de esta zona, incrementado aún más por el atraco a punta de navaja sufrido por la única tienda que existe en la urbanización, llamada Micromarket. En este comercio irrumpieron recientemente dos jóvenes que se llevaron una cantidad de dinero que oscila entre los 1.300 y los 1.500 euros.

La intercomunidad de propietarios de Simón Verde -que sólo representa a la urbanización que se levantó en los 70 y no a las demás que las circundan- cifró en siete los robos que han ocurrido en enero. El presidente de la asociación de parcelistas de Simón Verde, Fernando García, denunció ayer que se trata de robos "absolutamente preparados". Avala esta teoría el modo en el que algunas puertas han sido forzadas o cómo los ladrones han entrado precisamente cuando no había personas dentro de la casa, lo que podría indicar que ha existido un seguimiento de la vivienda.

El servicio de control interno que patrulla las calles de esta urbanización ha descubierto los movimientos de algunos coches "sospechosos" que transitaban por Simón Verde sin rumbo alguno. Incluso en alguna que otra ocasión estos vehículos se han dado "a la fuga" al detectar la presencia del servicio de control o de agentes de los cuerpos de seguridad del Estado o la Policía Local. Estos vehículos sospechosos eran casi siempre coches de alta gama, de forma que pasen lo más desapercibidos posible en una urbanización cuyos habitantes suelen tener un alto poder adquisitivo y en cuyas calles no es difícil ver este tipo de automóviles.

Toda esta sensación de inquietud que ha cundido entre los residentes de Simón Verde motivó ayer la convocatoria extraordinaria de una junta local de seguridad de Mairena del Aljarafe, a cuyo término municipal pertenece la mayoría de Simón Verde (parte de esta urbanización se encuentra ubicada en terrenos pertenecientes a Gelves). El Ayuntamiento de Mairena ya anunció la apertura de una oficina de denuncias de la Policía Local en este núcleo residencial, pero esto no parece ser suficiente para atajar la ola de robos. Tanto el Consistorio como el Gobierno central han prometido enviar más agentes -policías locales y guardias civiles- para tratar de invertir esta estadística. Por el momento, las Fuerzas de Seguridad no han detenido a ninguna persona en relación con estos robos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios