"El Gobierno central tenía que haber presupuestado más para el Cercanías"

  • El veterano político socialista defiende la necesidad del POTA y el Potau así como las inversiones para mejorar la movilidad metropolitana · Considera que la "autoridad única" no es una prioridad

Comentarios 2

-¿Qué opinión tiene del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía y el metropolitano que tantas controversias causan?

-Las controversias se han debido a posiciones políticas previas. La normativa era necesaria. Aunque ha habido problemas, la Junta ha dado un margen y se resolverán casi todos. Sólo hay algunos proyectos que están dando ruido, más por su encaje en cada PGOU que en el POTA. Tras el acuerdo con la Federación Andaluza de Municipios (FAMP), el tema se ha cerrado razonablemente bien, se van a excluir de los topes del POTA el suelo industrial y el objetivo de 800.000 viviendas para Andalucía es ambicioso.

-¿Los cambios no implican que hubo precipitación?

-No. Todos los planes se hacen así: una declaración de principios que sale a debate. La norma prevé la negociación posterior, aunque el acuerdo total es difícil en un territorio tan complejo y heterogéneo.

-Con el POTA y el Potau, ¿San Juan se hubiera librado de los problemas urbanos que sufre?

-Seguro. El urbanismo descontrolado no ayuda a la sostenibilidad. No es sostenible lo que se hizo en los 60 y 70, ni buena parte de lo que se hizo en los años 80 y 90, que ha provocado que la movilidad sea un horror.

-¿Cómo va a solventar esos problemas el nuevo PGOU?

-Queremos aprobar el Avance el 16 de enero. El objetivo es diseñar un San Juan en el que se cosan los descosidos históricos. El municipio está roto y la división urbanística conlleva división social. Si unos vecinos tienen que salir a la autovía para ir a un barrio es difícil que haya una comunicación afectiva. El reto es la cohesión social y antes hay que darle cohesión al territorio. Hemos avanzado con la plataforma entre el Barrio Alto y el Bajo, integrando la iglesia, el mercado y el Ayuntamiento. Pero es una parte. La autovía nos divide por otras zonas.

-¿Se refiere a a conectar la loma del Alcora con la de enfrente?

-El objetivo es que desde cualquier punto donde vivan personas sea posible desplazarse al resto a pie, en bici o en coche, sin salir a una vía rápida. Vamos a hacer una red viaria nueva y, efectivamente, estamos pensando en cubrir la autovía por otros sitios y de distinta forma.

-La Junta deberá pagarlo.

-También queremos que se generen recursos a través del propio PGOU, con el suelo residencial y terciario que se ponga en uso.

-El término está casi agotado.

-Queda alguna zona, como la de la Recua, donde tenemos una propuesta enfocada al ocio. Y, aunque el PGOU está enfocado a coser descosidos y reordenar, también tendrá un efecto multiplicador.

-¿Se permitirá actividad comercial en el subsuelo?

-Esa modificación en el PGOU actual se hizo para Mercadona, en el Barrio Alto. En el PGOU se estudiará si se puede hacer en alguna otra zona, sin forzarlo.

-¿Cree que una autoridad metropolitana, como la que defiende el secretario provincial del PSOE, José Antonio Viera, es necesaria?

-Creo que lo que nos demandan los ciudadanos es que le prestemos servicios de calidad: el agua, la basura, los transportes públicos, la movilidad, el urbanismo, la seguridad. Lo demás tiene que ver con la política.

-¿Se han solventado los problemas por el cierre del Puente de Hierro?

-La influencia en el tráfico privado de este puente era pequeña. Por contra, aligera la circulación para autobuses. Habilitarlo como Vía de Alta Ocupación (VAO), para coches con tres o más viajeros y dentro de una plataforma que vaya de Gelves a Sevilla será beneficioso.

-Cuando el Metro esté en marcha, ¿Cuál será la prioridad para el transporte en el Aljarafe?

-Necesitamos que se desarrolle al completo el plan de movilidad. El Metro servirá para un porcentaje de vecinos, pero se necesita lo demás. No se puede pensar que si el tren de Cercanías va por la zona norte sólo va a beneficiar una parte. Cualquier mejora repercute en todo el área metropolitana.

-¿Las inversiones previstas por la Junta y el Estado son suficientes?

-La Junta sí recoge lo comprometido. Pero el Gobierno central debía haber recogido más para el Cercanías, aunque es cierto que los proyectos no están hechos.

-San Juan arrastra algunos problemas de carácter social ¿Tan difícil es romper la inercia de la marginalidad en los barrios?

-Es complicado. Cuando se reflota a una familia, se va y llega otra en circunstancias similares. Desde el punto de vista del municipio siempre hay que estar actuando. San Juan ha mejorado con el apoyo de la Junta y los planes de barrios. Pero el PGOU debe ayudarnos también en este tema, que no sólo hay que abordar desde el punto de vista social o laboral. Para que aquello sea una barriada más digna hay que intervenir también con el urbanismo.

-¿Habla de abrir zonas libres, de ubicar allí edificios públicos..?

-Un poco de todo, una reforma urbanística del barrio en profundidad, con una buena actuación en vivienda y en equipamientos.

-San Juan es uno de los municipios con más inmigrantes, ¿cómo están trabajando con ello?

-No es un problema, es una oportunidad. La Junta nos ha dado un premio a las buenas prácticas en política migratoria. Un municipio debe atender a sus vecinos. A todos. Se teme a lo desconocido y la mejor forma de abordar el tema es intentar que la gente se conozca, que se conozcan las familias, el nombre de los niños, algo de su cultura. Para eso, lo mejor es contar con los que vienen. Lo básico se hace en el punto de encuentro, en el que pueden informarnos de lo que creen problemático y qué puede hacerse.

-Una de las quejas de los vecinos del Aljarafe que más llegan a los periódicos es la inseguridad.

-En la Famp hemos aprobado que la Junta y los municipios impulsen un cambio de la ley de Coordinación de la Policía que permita mayor coordinación supramunicipal. Aunque hay que tener en cuenta que en una sociedad que genera violencia no todo se puede solucionar por la vía policial. Por otro lado, en el área metropolitana y en la provincia ya se están constituyendo juntas comarcales de seguridad que deben ayudarnos a afrontar el trabajo de una forma más efectiva.

-¿Faltan efectivos en el Aljarafe?

-En San Juan han llegado a más de veinte policías en plantilla, aunque en los últimos años se han cubierto plazas. Ahora hay más efectivos, pero sobre todo más coordinación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios