El Guadalquivir inunda viviendas, naves y cultivos en ocho municipios

  • Los ayuntamientos de La Algaba y Camas recomiendan a los vecinos de zonas inundables que pongan a salvo sus enseres y vehículos · Los pantanos están al 97% de su capacidad y siguen desembalsando

Comentarios 3

El desembalse de los pantanos continúa provocando la subida del nivel del Guadalquivir, que ayer inundaba ya cultivos, fincas y algunas viviendas de los municipios de la Vega. La Junta ha alertado ya de la crecida del río y de las posibles inundaciones en las márgenes a ocho localidades. La Algaba, Santiponce, Camas, Tomares, San Juan de Aznalfarache, Coria del Río, La Puebla del Río, Aznalcázar y Sevilla capital se encuentran en situación de prealerta, según informó ayer la Delegación del Gobierno de la Junta.

De estos municipios, La Algaba y Camas son las zonas más afectadas actualmente. Ambos ayuntamientos han recomendado ya a los vecinos que viven en zonas inundables que pongan a salvo sus enseres y vehículos. En La Algaba el río casi alcanza el puente que conecta este municipio con Santiponce y el Ayuntamiento ha intensificado la vigilancia de cara a cortar carreteras en las próximas horas.

En la misma situación de riesgo se encuentra Tocina, donde ayer el río se desbordó y anegó ocho viviendas y numerosas naves del polígono ganadero La Mesta. El nivel del agua en las viviendas afectadas, que están ubicadas en las calles Salamanca, San Antonio y Camino de la Barca, alcanzó varios centímetros, si bien la riada no fue de tanta envergadura como la sufrida a finales de febrero.

Uno de los pueblos que ya sufrió la crecida del Guadalquivir es Lora del Río, donde más de 150 viviendas se inundaron la noche del martes al miércoles. El Ayuntamiento prevé que los daños materiales y desperfectos ocasionados por las inundaciones de las últimas horas se valoren en una cantidad muy similar a los que el municipio ya sufrió el pasado mes de febrero, cuantificados finalmente en unos seis millones de euros.

Mientras tanto, los embalses de la provincia de Sevilla continúan aliviando agua. Los pantanos se encuentran al 97% de su capacidad, una cifra histórica en esta época del año, cuando aún no ha comenzado la época en la que se suelen registrar el mayor número de precipitaciones, que coincide con la segunda quincena de diciembre. La empresa metropolitana de aguas (Emasesa) aseguró ayer que los desembalses controlados que han provocado el aumento del caudal del río Rivera de Huelva, causante de las inundaciones de cultivos en municipios como La Algaba, continuarán los próximos días, ya que hay pantanos como el del Gergal cuyas reservas superan en un 13% su capacidad de embalse.

Según los últimos datos ofrecidos por Emasesa, el embalse de Aracena se encuentra al 93% de capacidad, con 118 hectómetros cúbicos de reserva. En el caso del pantano de Zufre las reservas han superado ya su capacidad, al encontrarse al 109%, con 190 hectómetros cúbicos tras las últimas lluvias. El de la Minilla, por su parte, contiene 52 hectómetros cúbicos, es decir, el 91% de su capacidad, mientras que el del Gergal, de menor tamaño, se encuentra al 113% de su capacidad, con 40 hectómetros cúbicos. Emasesa confía en que el desembalse se reduzca los próximos días, cuando Meteorología prevé que el buen tiempo sea la nota constante.

Los cultivos se salvan, por ahora, de las fuertes precipitaciones. La patronal del campo, Asaja, asegura que la lluvia no ha afectado a los cítricos, ya que la recolección aún no está muy avanzada. Por contra, las inundaciones de los últimos días sí ha provocado daños muy importantes en las infraestructuras agrícolas de la Vega, principalmente al sistema de riegos y a los caminos rurales. Asaja insiste en la urgencia de reparar estas vías para que no afecten a la recolección de los cítricos, cuya campaña se ha iniciado recientemente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios