La Guardia Civil traslada al juzgado la denuncia por el retraso en la ambulancia

  • El instituto armado sigue el protocolo de actuación en casos como éste, aún por esclarecer

La Guardia Civil de Sevilla ha puesto a disposición de la autoridad judicial los datos relacionados con el caso denunciado por una familia de Carmona, en el que la anciana Rosario Alonso falleció tras una tardanza de la ambulancia que la familia sitúa en una hora y media y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) en menos de 40 minutos.

En la denuncia -cuya puesta a disposición del juzgado entra dentro del protocolo establecido para este tipo de casos, según las fuentes consultadas- se relata como a las 14:30 del pasado 16 de agosto la hija de la difunta realizó una llamada a las emergencias pidiendo el traslado de una unidad móvil médica al domicilio de Rosario, en la calle Extramuros de Santiago del municipio, "ya que su madre estaba muriéndose, no reaccionaba de ninguna manera y casi no podía respirar". Sobre las 15:05, y al no haber llegado la ambulancia, una de las nietas de la fallecida llamó al teléfono para comunicar la misma incidencia, "a la que se manifiesta que en breve llegaría la ambulancia, solicitando nuevamente los datos de la enferma"."Alos diez minutos, volvió a llamar al referido teléfono y preguntando el motivo de la tardanza, al cual no se dio explicación", reza la denuncia, que da cuenta de la repetición de esta operación.

Según el informe del médico, desde el centro coordinador se dio una prioridad 2 al aviso. De esta forma, "activan los recursos para el transporte sanitario urgente en ambulancia medicalizada"; pero, "no había ninguna disponible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios