Brenes

Investigan a un padre y a su hijo por el robo de 65.000 kilos de naranjas

La Guardia Civil investiga a dos vecinos de Brenes, padre e hijo, como presuntos autores de un delito de hurto de frutas del campo, además de a otro vecino de este mismo municipio por un delito de receptación, según informó ayer el instituto armado.

El Equipo ROCA 50 de la Guardia Civil comenzó a investigar este robo a raíz de la denuncia presentada el pasado mes de abril por los responsables de una finca situada en el término municipal de Brenes. Según esta denuncia, habían sido sustraídas de la finca 65.000 kilos de naranjas y 1.600 cajas de plástico.

Los agentes localizaron algunas de estas cajas en diferentes fruterías de la provincia de Sevilla y, siguiendo esta pista, localizaron una furgoneta que podría estar usándose para trasladar la mercancía robada.

Siguiendo con sus investigaciones, la Guardia Civil localizó, en una barriada de Brenes, un vehículo cargado con naranjas preparadas para su traslado a una frutería de Sevilla. Al preguntar a la persona que las llevaba, ésta no sabía decir la procedencia de la mercancía y argumentó vaguedades. Una vez que quedó clara la procedencia ilegal, los agentes se incautaron de 2.400 kilos de cítricos que se entregaron a Cáritas para su reparto entre personas necesitadas.

La Benemérita intervino recientemente 4.000 kilos de naranjas al padre e hijo investigados y solicitan la colaboración ciudadana para continuar con la investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios