La Junta insta a Cobre Las Cruces a reforzar sus sistemas de control en la explotación

  • La empresa minera asegura que no se ha afectado al acuífero de Niebla-Posadas

Comentarios 3

La Junta instó ayer a la empresa minera Cobre las Cruces (CLC) a reforzar sus sistemas de control para evitar nuevos incidentes durante la reunión que han mantenido representantes de las consejerías de Medio Ambiente y Economía, Innovación y Ciencia con responsables de la compañía.

Según Medio Ambiente, en el encuentro se ha abordado la mejora de los sistemas de control y seguridad tanto de la mina a cielo abierto como de la planta hidrometalúrgica anexa, y la revisión de los protocolos de control y del Plan de Contingencia de la mina.

La reunión se produce después de que Medio Ambiente abriera recientemente un expediente sancionador a Cobre las Cruces por superar los niveles de concentración de arsénico en el agua que inyecta al acuífero Niebla-Posadas.

Por su parte, la compañía ha afirmado que "ninguna de las actuaciones ha producido afección al acuífero Niebla-Posadas" y se ha mostrado dispuesta a colaborar desde la "máxima transparencia" con la Junta. En este sentido, CLC ha mostrado su "plena disposición a colaborar en todo lo que sea necesario" para garantizar el desarrollo de la actividad de la compañía con la "menor incidencia ambiental, como viene haciendo desde que se inició el proyecto". El consejero delegado de Cobre Las Cruces, Damien Marantelli, ha insistido en que la compañía es la "primera interesada en poner fin a las dudas que puedan existir acerca de su correcto comportamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios