Palomares del Río

La Junta impide al gobierno local clausurar la guardería

  • Técnicos de la Delegación de Educación aseguran que la decisión del gobierno local del PP de Palomares de cerrar la guardería municipal por deficitaria no va a ser posible, al menos, de forma "inminente".

La decisión del gobierno local del PP de Palomares de cerrar la guardería municipal por deficitaria -una vez que se culminara el traslado de los niños a otros centros concertados- no va a ser posible, al menos, de forma "inminente", como anunció la alcaldesa, Dolores Rodríguez, a los padres. Ése es el mensaje que los técnicos de la Delegación de Educación de la Junta trasladaron ayer a los responsables municipales y el martes a los representantes de los padres, con los que se reunió el delegado, Francisco Díaz Morillo. También al grupo socialista del Ayuntamiento.

La Administración autonómica se basa en el convenio por cuatro años que se firmó para concertar la guardería y que está en vigor hasta junio de 2013, con lo que el curso está garantizado. Además, cualquier otra decisión para romperlo no podría ser tomada por el gobierno local, sino que requeriría de un acuerdo plenario. Para ello, el PP, que gobierna con cuatro concejales, tendría que recabar el apoyo del edil no adscrito que se salió de los independientes de Unión de Izquierdas de Palomares, de otro edil de esta formación con quien inicialmente pactó o del concejal del Partido Democrático de Andalucía. El PSOE y IU, que suman seis concejales, han anunciado que votarían en contra del cierre de la guardería y apuntaron que la situación generada deberá tratarse, incluso, en un Pleno monográfico.

El gobierno local, por su parte, emitió ayer un comunicado en el que confirmaba que el "Ayuntamiento mantendrá la guardería municipal", sin precisar el por qué del cambio de criterio, pero subrayando que la alcaldesa "hará todo lo que esté en sus manos y llamará a las puertas de todas las administraciones para garantizar el servicio en correctas condiciones", a pesar de la difícil situación por la que pasa el Consistorio.

Rodríguez había anunciado el jueves a los portavoces de los grupos políticos y el viernes a los padres que el centro se iba a cerrar de forma "inminente", tras el fracasado intento por privatizarlo, ya que la empresa que iba a hacerse cargo no quiso asumir las deudas con la Seguridad Social y el catering que se acumulan. La alcaldesa adujo que en las condiciones económicas en las que asumió el Consistorio está sin margen para pedir créditos y no podía mantener un servicio "deficitario", a pesar del convenio con la Junta, por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que obliga a dejar de prestar cualquier servicio no obligatorio que dé perdidas.

Los padres, por su parte, están a la espera que la alcaldesa vuelva a reunirles para informarles. Su preocupación no es ya sólo que el centro permanezca abierto, sino que lo haga "como tiene que estar" con todas las garantías para los 49 menores afectados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios