Logran paralizar un desahucio en Bormujos

  • Una familia que había cedido unos terrenos a una promotora a cambio de quedarse con una de las cinco casas del proyecto iba a ser desalojada por el banco avalista tras la quiebra de la empresa.

El municipio de Bormujos ha sido este lunes el escenario de la paralización de un desahucio previsto concretamente en el número nueve de la calle Luis Cernuda. 

La vivienda que iba a ser este lunes intervenida, según informa el Ayuntamiento de Bormujos, forma parte de una promoción de cinco viviendas construidas por una promotora a raíz de un acuerdo llevado a cabo con la familia propietaria de los terrenos. Dicho acuerdo establecía que la familia cedía estos terrenos a la promotora a cambio de la obtención de la titularidad de una de las viviendas a construir. La promotora, una vez construidas las viviendas, no habría cumplido dicho compromiso. Tras la quiebra de la promotora, el banco avalista inició el proceso de desahucio de todas las viviendas, incluida la vivienda que, según el acuerdo inicial, habría correspondido de pleno derecho a la familia que poseía los suelos.

La familia en cuestión, en ese sentido, promueve una denuncia por un presunto delito de estafa y como consecuencia de dicha denuncia, un juez de instrucción ha ordenado la paralización del desahucio previsto para este lunes, correspondiente a la vivienda en liza. Las restantes cuatro viviendas, también objeto de las acciones del banco que avalaba la operación, no estaban habitadas

"Una estafa"

Manuel, uno de los miembros de la familia, ha explicado que fue su madre, que ahora cuenta 90 años, quien años atrás firmó "un contrato privado" con el promotor de las mencionadas viviendas de la calle Luis Cernuda. Según este contrato privado, como explica Manuel, la empresa promotora del conjunto de viviendas de nueva construcción proyectada en aquella calle gozaría de la "cesión" de los terrenos necesarios, entonces propiedad de la anciana, a cambio de que ella contase con "la titularidad" de una de las cinco viviendas contemplabas en la promoción.

A través de aquel contrato, en efecto, la empresa promotora obtuvo  los suelos necesarios para la promoción de viviendas proyectadas, emprendiendo después su construcción y entregando en 2008 a esta familia la vivienda comprometida en aquel contrato privado. En esta vivienda en cuestión, así, residen Manuel y su esposa, con sus tres hijas, y como no la madre del aludido, ya de 90 años de edad.  De cualquier modo, y como relata Manuel, ha trascendido que para financiar la construcción del conjunto de viviendas, la promotora habría hipotecado "la totalidad" de los suelos sobre los que se alzan las mismas, incluyendo la porción correspondiente a la vivienda entregada a esta familia. Como consecuencia del supuesto impago de esta hipoteca y la "quiebra" de la empresa promotora, el banco con el que fue suscrito este préstamo hipotecario emprendió las oportunas acciones legales para hacerse con la propiedad de los bienes hipotecados, que incluyen la vivienda de la familia de Manuel porque la empresa promotora no habría dejado "constancia" de la situación especial de dicho inmueble.

"No sabíamos nada, hace poco más de un mes y medio nos llegó la noticia del desahucio. Esto es una estafa", ha manifestado este vecino de Bormujos. Si bien un juzgado de Primera Instancia había fijado para este mismo lunes el desahucio de la vivienda, las acciones emprendidas por la vía Penal por esta familia a cuenta de un presunto delito "de estafa" han motivado que el Juzgado de Instrucción número ocho de Sevilla haya ordenado la "paralización" del desalojo en el marco de las diligencias incoadas a cuenta de esta denuncia. "De momento, el desalojo ha sido paralizado", se ha ufanado el cabeza de familia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios