Marchena estudia solicitar ayudas para paliar los daños del temporal

  • El viento causó daños en los olivares y en el tendido eléctrico y el barro provocó una avalancha en el cementerio. Además, comercios y viviendas se han visto afectados por las lluvias.

El Ayuntamiento de Marchena (Sevilla), gobernado por Juan Rodríguez Aguilera (PA), estudia solicitar una línea de ayudas públicas para subsanar los daños sufridos por el municipio a consecuencia del temporal de viento y lluvia que castigó duramente al pueblo ocasionando una crecida del arroyo Lavadero con las consecuentes anegaciones en viviendas y pasos subterráneos.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Marchena informó de que el alcalde medita reclamar una línea de ayudas para hacer frente a los daños sufridos por en el municipio, donde ayer mismo él relataba a Europa Press que el viento y la lluvia habían ocasionado la caída accidental de varios árboles que al menos dos viviendas particulares estaban inundadas a consecuencia de las fuertes precipitaciones.

El paso subterráneo que constituye el acceso al barrio de la Alameda, igualmente, quedó inundado al igual que varias calles de la zona de la Travesía San Ignacio, los locales comerciales de dicha zona y el entorno de la plaza Alvarado, donde los propietarios de comercios limpiaban esta mañana el barro acumulado y el Consistorio había colocado vallas por la rotura de acerados. 

Los vientos han causado daños en olivos en fincas privadas y en el tendido eléctrico y en el cementerio se produjo una "avalancha" de barro procedente de las fincas anexas y el lodo a rodeado los principales accesos al recinto haciendo "muy difícil" llegar hasta él, porque "el agua ha arrastrado toda la tierra".

Llamativo es el caso de un antiguo silo agrícola, que quedó totalmente colmado por el agua de la lluvia y, según el alcalde, la bomba extractora instada por los bomberos no cesaría de desalojar agua "en aproximadamente dos días", lo que da una idea del agua captada por este depósito.

Igualmente, y como también ha ocurrido en temporales anteriores, había quedado inundado un colegio para alumnos discapacitados que habitualmente sufre anegaciones al estar ubicado en la parte baja del núcleo urbano, en el que no se han registrado daños personales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios