Mato vuelve a condenar el crimen pero como "violencia en el entorno familiar"

  • El PSOE ve "preocupante" la actitud de la ministra y Chamizo cree "estéril" la polémica.

Comentarios 5

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que dirige Ana Mato condenó ayer el asesinato de la joven de Marchena, pero trató de nuevo este caso como un supuesto de "violencia en el entorno familiar", una terminología que ha generado una polémica con el PSOE. "Nuevamente, se trata de un caso de violencia en el entorno familiar, ya que en el domicilio de la fallecida se encontraba en el momento del asesinato una hija de la misma, de tres años de edad", explicó ayer el Ministerio en un comunicado en el que, no obstante, también utiliza la expresión "violencia de género" para referirse a este crimen. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, "ha condenado el último caso mortal por violencia de género ocurrido en Marchena", señala el texto, que anuncia "tolerancia cero contra la violencia de género".

La nueva titular de Igualdad muestra su compromiso de "impulsar las reformas necesarias, desde el consenso, para proteger a las mujeres y a sus hijos", y concreta que "una de las prioridades de su gestión será intensificar la batalla contra la lacra que supone la violencia contra las mujeres".

El portavoz del PSOE en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, calificó ayer de "preocupante" la actitud mostrada por la ministra Ana Mato, al aseverar que la muerte de esta joven "no se trata de violencia en el ámbito doméstico, sino de violencia machista y de la concepción desigual que algunos tienen de las personas".

Mario Jiménez sostuvo que es "muy importante" mencionar el origen de esa violencia, por lo que consideró "intolerable" que Mato "no tenga las cosas claras y haga una utilización del lenguaje que es un castigo en términos de concepto, porque vuelve a no identificar claramente las causas de esta violencia". El portavoz socialista instó a la ministra a que "llame a las cosas por su nombre" y a denunciar el origen del "terrorismo machista".

Por su parte, el defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, calificó de "enfrentamiento estéril" el que protagonizan el Gobierno central y el PSOE sobre esta terminología, y pidió a las administraciones que busquen soluciones "porque hay muchas mujeres que están muriendo". Chamizo consideró que esta polémica es un "enfrentamiento estéril que no conduce a nada", porque lo mismo da que se defina como "asesinato, violencia o terrorismo machista", ya que lo importante es buscar "soluciones" para que hechos como éste no vuelvan a suceder. El defensor lamentó que las leyes aprobadas no hayan sido capaces de impedir la muerte de mujeres, por lo que abogó por que los gobiernos se sienten ante una mesa para ver "si hay otro camino" para acabar con esta "masacre".

El asesinato de Inmaculada D. R. eleva a 60 el número de mujeres asesinadas en lo que va de año a manos de hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación, once menos que en el mismo periodo del año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios