el viso del alcor

Muere un hombre de un infarto tras una pelea con un vecino

  • La víctima, de 65 años, ya padecía una dolencia cardíaca.

  • La Guardia Civil investiga los hechos.

Un vecino señala el lugar donde ocurrieron los hechos. Un vecino señala el lugar donde ocurrieron los hechos.

Un vecino señala el lugar donde ocurrieron los hechos. / A. Pizarro

Comentarios 1

Un hombre de 65 años, Francisco Pineda, murió este jueves en su casa de El Viso del Alcor, poco después de que mantuviera una pelea con un vecino. Los hechos ocurrieron poco después de las nueve de la mañana del jueves en la plaza Julio Romero de Torres de este municipio de la Campiña. Los dos contendientes de la pelea eran vecinos de esta plaza. Según explicaron a este periódico algunos vecinos, Francisco Pineda se encontraba con su coche aparcado en la acera y se disponía a abrir la puerta de su cochera. En ese momento salió un hombre de una casa situada frente a la suya y se enfrentó a él. Nadie pudo precisar el origen de la discusión, aunque sí aseguran que el vecino que se enfrentó a Pineda es una persona conflictiva que ha tenido problemas antes en el barrio, en el que no se relaciona con nadie. Algunos de los residentes explicaron a este periódico que el motivo de la pelea pudo ser una mala mirada, o que el vecino conflictivo creyera que estaban hablando de él.

En cualquier caso, se generó una riña entre los dos, en la que hubo empujones y un intercambio de golpes, aunque ninguno especialmente fuerte como para causar el fatal desenlace que terminó causando. Tras la pelea, ambos contendientes se marcharon.

Según el relato de los testigos, el vecino conflictivo se dirigió a su trabajo en una fábrica de Alcalá de Guadaíra y Pineda entró en su vivienda. Allí comenzó a sentirse mal y se desplomó, inconsciente. Los familiares alertaron a la Policía Local de El Viso del Alcor, que llamó al teléfono de emergencias 112 solicitando asistencia sanitaria. La centralita del 112 también derivó el aviso a la Guardia Civil, que envió una patrulla al lugar de los hechos. Eran las nueve y diez minutos de la mañana.

Los médicos sólo pudieron certificar la defunción de Francisco Pineda y llamar a la comisión judicial para el levantamiento del cadáver. A la espera de que se conozcan los resultados de la autopsia, todo apunta a que el hombre murió de un infarto, posiblemente provocado por el estado de alteración causado por la pelea con su vecino. Pineda ya había sufrido otro ataque al corazón hace unos meses.

La Guardia Civil ha abierto una investigación sobre los hechos y está a la espera de la prueba forense para confirmar la causa de la muerte y averiguar si existe una relación de causa-efecto. A la hora de cierre de esta edición, el vecino que se peleó con Pineda no había sido detenido, aunque sí está identificado. El cadáver de la víctima se encuentra en el tanatorio Los Alcores. Este periódico intentó ayer ofrecer la versión de la familia de la víctima, que declinó el ofrecimiento al encontrarse muy afectados la mayoría de sus miembros por lo ocurrido. Los vecinos lamentaron la muerte de Francisco Pineda, a quien definieron como una persona excelente. Pineda había trabajado en un polvero y ya estaba jubilado. Llevaba varias décadas viviendo en esta plaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios