educación

Nueva protesta del colegio El Polvorón de Alcalá ante la Junta

  • Los padres exigen que se agilice la obra para acabar con las 4 caracolas y tener todos los servicios

Miembros de la AMPA del colegio Rodríguez Almodóvar, ante la Delegación Territorial de Educación, ayer. Miembros de la AMPA del colegio Rodríguez Almodóvar, ante la Delegación Territorial de Educación, ayer.

Miembros de la AMPA del colegio Rodríguez Almodóvar, ante la Delegación Territorial de Educación, ayer. / M. G.

Comentarios 1

Miembros de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Antonio Rodríguez Almodóvar, de Alcalá de Guadaíra, conocido como El Polvorón, volvieron a concentrarse ayer ante las puertas de la Delegación de Educación de la Junta en Sevilla para protestar por los "tres meses de retraso" que lleva la resolución de adjudicación del proyecto de ampliación del centro. El 29 de septiembre hubo una reunión entre la delegada territorial de Educación de Sevilla, Francisca Aparicio, y la alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez, en la que se estableció el compromiso de agilizar los trámites para el comienzo de la segunda fase del centro.

Sin embargo, la AMPA recuerda que el plazo de licitación de ofertas para la construcción de la segunda fase del colegio, en el que hay cuatro caracolas, terminó en julio, "aunque en la reunión la delegada dijo que faltaban pocos días para adjudicarla", aún no se sabe nada. A esto, suma que el plazo para la redacción del proyecto puede durar hasta cinco meses y, con posterioridad, debe publicarse la licitación de la obra, "lo que hace prever que los plazos estimados para terminar la actuación se pueden demorar mucho más allá de septiembre de 2018". La intención de las familias es conseguir que las obras se realicen mediante una tramitación urgente del expediente.

Actualmente, el colegio Rodríguez Almodóvar cuenta con cuatro caracolas, ya que las aulas "son insuficientes para alojar a los niños". En el centro, ha sido construido sólo el edificio de Infantil, que "tiene cabida para 225 niños, aunque alberga 350 alumnos de hasta cuarto de Primaria, una cifra que irá subiendo en los próximos cursos", recuerdan los padres.

"Los pequeños no disponen de sala de usos múltiples porque está siendo utilizada como aula. Igualmente, el centro carece de instalaciones deportivas, biblioteca, salón de actos, gimnasio, aulas y baños de Primaria, ya que estas dependencias no han sido construidas. La situación es tan grave que los niños casi no tienen espacio para disfrutar del recreo debido a la ubicación de las caracolas, por lo que salen al patio turnos", concluyen las familias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios