Pilas, cuna de la esposa de Murillo, será la antesala del IV Centenario

  • Un programa cultural recordará el vínculo del pintor con la localidad natal de Beatriz de Cabrera

Autoridades y organizadores, ayer en la Casa de la Provincia. Autoridades y organizadores, ayer en la Casa de la Provincia.

Autoridades y organizadores, ayer en la Casa de la Provincia. / josé ángel garcía

La Casa de la Provincia acogió ayer la presentación del proyecto Tras la sombra de Murillo que dirigen Rocío Monsalves y Ángel Barrios y que se plantea como una antesala del gran programa conmemorativo que acogerá la capital andaluza a partir del 28 de noviembre y durante todo el año próximo. Esta iniciativa quiere celebrar mediante un amplio programa de conferencias, exposiciones, talleres, teatro, performances y otras actividades la relación de Pilas con el pintor dado que su esposa, Beatriz de Cabrera y Villalobos, nació en esta localidad sevillana y vivió allí hasta que cumplió los 20 años.

Beatriz de Cabrera contrajo matrimonio en 1645 con el pintor, con el que tuvo diez hijos. En el momento de su unión aportó una dote valorada en 2.000 ducados, según documentó en 2009 el investigador Francisco Miguel Ruiz Cabello, que localizó la escritura de dicha dote en la sección de Protocolos del Archivo Histórico Provincial de Sevilla y la recogió en una monografía sobre la trayectoria vital de la esposa del artista publicada por el Ayuntamiento de Pilas en el séptimo volumen de la Historia local.

'Tras la sombra de Murillo' arrancará en septiembre y será un modelo para la provincia

Si bien ese texto de Ruiz Cabello desmontó la leyenda romántica que afirmaba que Murillo era un humilde pintor que se casó con una dama de la aristocracia, pues ni ella era tan rica cuando se desposaron ni él pasaba necesidad alguna, lo cierto es que Beatriz de Cabrera poseía en Pilas diferentes terrenos que, tras su muerte, legó al pintor. El vínculo entre ambos y con la localidad está todavía patente en el nombre de calles, centros educativos, cines y asociaciones. Además, desde 1940 a 2004, en el escudo municipal pileño se insertaron una paleta y un pincel para citar al artista.

Con el programa presentado ayer, Tras la sombra de Murillo, que se desarrollará en Pilas desde septiembre de este año a marzo de 2018, los organizadores pretenden poner en valor la relación entre el municipio y Murillo desde los más diversos puntos de vista, incluido el gastronómico. A la presentación de esta iniciativa en la Casa de la Provincia acudieron, entre otras autoridades, el alcalde de Pilas, José Leocadio Ortega; la diputada provincial de Cultura, Rocío Sutil; y la directora general de Cultura de Sevilla, Isabel Ojeda, que avanzó que el Ayuntamiento, en alianza con la Diputación, impulsará iniciativas similares para que el Año Murillo llegue en 2018 a la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios