El Pleno termina en una bronca con desalojo policial

  • Los ediles de la oposición agreden con golpes e insultos al equipo de gobierno

Comentarios 5

La Guardia Civil y la Policía Local de Castilblanco de los Arroyos intervinieron ayer en la celebración de un Pleno municipal ante los "golpes, insultos y jaleos" de ediles y simpatizantes del partido de la oposición, Nueva Izquierda Verde Andaluza (NIVA), según informó el Ayuntamiento del municipio.

El Consistorio de Castilblanco explicó que "se produjeron graves incidentes durante la celebración del Pleno mientras el alcalde, Segundo Benítez (PSOE), y otros miembros del actual equipo de gobierno contestaban ruegos y preguntas planteados por NIVA.

El Ayuntamiento aclara que "los ediles de este partido interrumpían constantemente las respuestas, profiriendo insultos y todo tipo de descalificativos contra los concejales y el alcalde que gobiernan", y asegura que "esta situación se repite en cada uno de los plenos desde la toma de posesión" y que "forma parte de una estrategia para que la crispación esté presente en la vida política de esta localidad".

La situación "se agravó cuando en el Pleno extraordinario convocado a petición del grupo de la oposición, el ex alcalde Manuel Ruiz Lucas, y los concejales de su partido (NIVA) fuera de sí, aumentaron el nivel de crispación levantándose de sus asientos, dando golpes, insultando y jaleando a sus simpatizantes".

Varias personas (y el portavoz adjunto del partido) fueron desalojadas por la Policía Local después de "dirigirse en tono amenazante y agresivo al alcalde".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios