La Policía detiene a dos menores de 13 y 14 años por el incendio en un colegio

  • El gimnasio del CEIP José Ramón quedó calcinado, aunque las clases no se han suspendido. Uno de ellos habría reconocido que prendió fuego en una colchoneta y luego quiso apagarla.

Comentarios 1

La Policía Local de Alcalá de Guadaíra detuvo el martes a dos adolescentes, de 13 y 14 años de edad, por su presunta vinculación con el incendio que se produjo esa misma tarde, pasadas las ocho, en el gimnasio del Colegio de Educación de Infantil y Primaria (CEIP) José Ramón, ubicado en el barrio de Campo de las Beatas. Tras las rápida intervención de los bomberos quedó extinguido en una hora, sin provocar heridos ni daños estructurales en el edificio, pero sí cuantiosos daños materiales, que dejarán a los alumnos de este centro sin estas instalaciones deportivas probablemente ya hasta el próximo curso. El gimnasio quedó, de hecho, "calcinado" al completo.

Según informó este miércoles el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, la Policía Local identificó y detuvo a estos menores después de que un vecino alertara de que intentaban salir por una de las ventanas del centro. El mayor, de 14 años, ha pasado a disposición de la Fiscalía de Menores  y el otro, de 13 años, estaba siendo evaluado este miércoles por los Servicios Sociales, dado que la legislación española establece que sólo a partir de los 14 se pueden exigir responsabilidades. Antes de esa edad una persona no es imputable.

Uno de ellos -las fuentes consultadas no especificaron cuál- habría reconocido en su declaración que prendió fuego a una colchoneta y que luego intentó apagarla, en lo que se cree que puede estar el origen del incendio. El otro se acogió a su derecho de no declarar. La Policía Científica estuvo inspeccionando este miércoles la zona para esclarecer todo lo ocurrido. A pesar de los importantes daños materiales, las clases se desarrollaron este miércoles con normalidad en este colegio de la calle Viar de Alcalá de Guadaíra, en la zona Sur de la ciudad y no está previsto que se suspendan.

Fuentes del Servicio de Coordinación de Emergencias de Andalucía, 112, especificaron que fue un vecino el que les alertó de que salía humo del interior del colegio, sobre las 20:35. Se avisó a la Policía Local y a la Policía Nacional, también a los servicios sanitarios y a los Bomberos de la Diputación Provincial, que lograron controlar rápidamente las llamas. Según el Ayuntamiento, las limpiadoras del centro también dieron la voz de alarma por el humo que vieron que salía del gimnasio, lo que ayudó a una intervención muy rápida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios