El Presupuesto incluye dinero para una línea de autobús

  • El Consistorio contratará a profesores de Inglés para generalizar la enseñanza del idioma a partir de los cinco años

El gobierno local de Tomares, formado por el PP y el único edil del PA, aprobó ayer los presupuestos municipales para 2008, que ascienden a algo más de 38,7 millones de euros, de los que casi 21,2 irán destinados a inversiones. Así lo destacó el equipo del alcalde, José Luis Sanz, en un comunicado, en el que precisó que el criterio fundamental en la elaboración de las cuentas ha sido responder a las "necesidades" y "demandas" de los vecinos, por lo que se ha incluido, entre otras novedades, dinero para la puesta en marcha de una línea circular de transporte público o un autobús gratuito para universitarios.

El gobierno de Sanz hizo hincapié en el carácter social de la mayoría de las inversiones. Ello va a permitir duplicar el número de mayores que se benefician del programa de teleasistencia, la ayuda a domicilio o el centro de día. Además, el Ayuntamiento contratará a profesores de Inglés para que todos los niños de Tomares estudien este idioma desde los cinco año. También asumirá los salarios de logopedas y profesores de educación especial y de monitores en todos los centros para que cambien los pañales a los más pequeños, sin que se tenga que avisar a los padres ante una situación de este tipo, como ocurría hasta ahora.

En los cinco millones de euros que se destinan a éstas y otras cuestiones relacionadas con la educación, se incluyen un millón para la ampliación del colegio Juan Ramón Jiménez y 300.000 euros para la ampliación de la guardería municipal o la contratación de conserjes en todos los colegios.

En lo que respecta a otras infraestructuras, se reservan 3,7 millones de euros para la construcción de un centro municipal polivalente en el antiguo colegio Tomás Ibarra (donde el equipo socialista había previsto la Factoría de las Artes que diseñó Guillermo Vázquez Consuegra) y que albergará un geriátrico. Otros tres millones irán al auditorio municipal, en la avenida Blas Infante; 800.000 para una nueva piscina cubierta; y 850.000 para otro pabellón deportivo. A pesar de que al anterior gobierno socialista tenía mayoría absoluta, los presupuestos estaban prorrogados desde el año 2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios