Trece formas de llamar al esfuerzo

  • La Delegación del Gobierno de la Junta reconoce la labor de 13 personas y entidades en el desarrollo de la provincia · El presidente de la Cámara de Comercio habló en nombre de todos los distinguidos

La Delegación del Gobierno de la Junta, con motivo del Día de Andalucía, reconoció ayer la labor que han desempeñado 13 personas y entidades en la provincia a lo largo de los últimos años en un acto marcado por el recuerdo del anterior alcalde de Sanlúcar la Mayor, el recientemente fallecido Juan Escámez, que recibió una distinción a título póstumo, y la conmemoración del 30 aniversario del referéndum andaluz. No faltaron las alusiones a la situación económica actual, con una llamada a la confianza y la voluntad de esfuerzo de todos los sectores para superar la crisis.

El homenaje, celebrado en el Centro Cultural Cajasol, estuvo presidido por el consejero de Vivienda, Juan Espadas, y la delegada del Gobierno de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar. Un acto que contó con la presencia de diversos alcaldes de la provincia y de la presidenta del Pleno municipal hispalense y delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto. El primero en recibir el reconocimiento en el apartado de trayectoria municipalista fue Juan Escámez, alcalde de Sanlúcar la Mayor hasta hace menos de un mes, cuando murió a consecuencia de un paro cardíaco. La entrega del diploma y la bandera conmemorativa a su viuda, Inmaculada Peña, fue el momento más emotivo del acto, en el que todos los asistentes se levantaron de sus asientos. Escámez se convirtió en la referencia de los discursos de Espadas, Tovar y el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, quien habló en nombre de todos los que habían recibido el reconocimiento.

Junto a Escámez y Herrero fueron distinguidos el jefe del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Sevilla, José Antonio Montes; Ana María Jiémenez Bada, secretaria judicial coordinadora provincial de Sevilla (ambos por trayectoria profesional); Juan Manuel Suárez Japón, en la categoría de Medio Ambiente; la red provincial de centros de formación del profesorado, en el apartado de Educación; el Grupo IC Salteras, en la categoría empresarial; Mercedes Rodríguez-Piñero, presidenta del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (por su trabajo en el desarrollo del empleo); la Sala Cero Teatro, en la categoría de Cultura; la Fundación de Trabajo, Asistencia y Superación de Barreras (TAS), en la categoría de Igualdad y Bienestar Social; el doctor Ladislao Lara, por su trabajo en el campo de la Salud; la asociación Mujeres Amuvi, en el apartado de asociacionismo; y la Escuela de Peloteros de la Sierra Sur, en la categoría de Deporte.

Francisco Herrero, distinguido por su trabajo en beneficio del comercio de la provincia, destacó el esfuerzo de cada uno de los homenajeados por desarrollar la provincia sevillana desde sus ámbitos particulares. Subrayó la labor especial que ha realizado la Cámara de Comercio de Sevilla durante los últimos años a través de los viveros y antenas de empresas. Herrero quiso dedicar este reconocimiento "al trabajo y a la labor callada de los empresarios que en estos momentos están luchando contra una crisis que nos azota a todos". En su discurso quiso enviar un mensaje de esperanza en unas circunstancias que invitan poco al optimismo: "La gloria más grande no consiste en no haberse caído nunca, sino en haberse levantado después de una caída".

En términos semejantes se expresó el consejero de Vivienda, Juan Espadas, quien asemejó esta situación a la vivida hace 30 años, "cuando los andaluces no dejamos que nadie decidiera por nosotros". Según Espadas, la clave para superar la crisis es la misma que entonces: "La confianza en nosotros mismos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios