El Tribunal Supremo absuelve al ex alcalde de prevaricación

  • El fallo señala que José Luis Vidal no recibió informes sobre la ilegalidad de su actuación

El Tribunal Supremo ha absuelto al ex alcalde de Almadén de la Plata, José Luis Vidal (PP), de un delito de prevaricación por el que había sido condenado a siete años de inhabilitación por la Audiencia de Sevilla. Los hechos se produjeron cuando la Empresa de Gestión Medioambiental (Egmasa) de la Junta, como gestora del equipamiento del Parque Forestal de Almadén de la Plata, convocó en junio de 2001 un concurso para la construcción del edificio de visitantes y el bar-restaurante.

Egmasa tuvo que presentar varias solicitudes de licencia de apertura al Ayuntamiento sin recibir respuesta, hasta que el 30 de abril de 2002 comunicó a la Alcaldía que había obtenido la certificación por "silencio positivo". El 23 de septiembre 2002, Egmasa procedió a la apertura del equipamiento del centro de visitantes y dos días después recibió una notificación de Vidal comunicando que carecía de licencia, seguido de un nuevo decreto del alcalde, el 15 de octubre, exigiendo a Egmasa que aportase la licencia de apertura.

La sentencia del Tribunal Supremo estima parcialmente el recurso de Vidal contra el fallo de la Audiencia y apunta que el ex regidor no obtuvo "informe o advertencia de ilegalidad por parte del secretario -municipal-, por lo que no estuvo en condiciones reales de conocer el alcance de la ilegalidad de forma manifiesta e inequívoca y de que las resoluciones eran contrarias a derecho". El Supremo apunta que en ningún caso "existió precinto ni se ocasionó perjuicio alguno a la entidad interesada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios