Un agente denuncia a la jefa de la Policía por "acoso y humillación"

  • Dice sentirse víctima de una cacería tras revelar irregularidades en la comisaría

Un agente de la Policía Nacional destinado en Morón de la Frontera ha denunciado a la inspectora jefa de la comisaría de este municipio, Carmen Moral, por el presunto "acoso, humillación y discriminación" al que está siendo sometido desde hace varios meses, que le han llevado incluso a padecer una depresión por la que se encuentra actualmente de baja laboral.

En una denuncia remitida al comisario provincial de Sevilla, Juan Rojo, este agente relata la "cacería desatada" contra él a raíz de que, como representante del Sindicato Unificado de Policía (SUP), denunciara una serie de presuntas irregularidades que estaban ocurriendo en la comisaría. En primer lugar, alertó de que la inspectora jefe hacía un uso irregular del coche oficial, con el que se desplazaba desde el trabajo a su domicilio pese a que así lo prohíbe expresamente una circular de la Dirección Adjunta Operativa de la Policía.

El funcionario también denunció el incumplimiento de horarios de trabajo de la inspectora jefe y "algunas conductas por las que al parecer estaría imputado penalmente otro funcionario de la comisaría, que fue denunciado por la superioridad por archivar al menos una denuncia como si el delito o falta no existiera, facilitando al denunciante el justificante de la misma y no cursándola a la autoridad judicial, con lo cual las estadísticas no la recogen como un delito denunciado".

A partir de poner de manifiesto estas prácticas, el policía asegura ser víctima de una "persecución". Incluso sostiene que se ha practicado una inspección en la comisaría "con la intención de rebuscar en los atestados policiales" instruidos por él "para ver qué pueden encontrar sobre los efectos incautados a los detenidos o alguna otra cuestión que sirva para imputarlo penalmente". Esto le ha llevado a padecer un "síndrome ansioso depresivo".

El denunciante tiene abierto un expediente por tres faltas leves, por lo que considera que "existe un propósito de acallar las denuncias sindicales" y anuncia que llevará el caso a la justicia ordinaria para "rechazar el atropello que se pretende hacer" contra él. La denuncia continúa señalando que desde la llegada de Carmen Moral a la comisaría se ha producido una "bajada de rendimiento" y asegurando que la inspectora ha creado un cargo intermedio para no tener que tratar directamente con el denunciante.

El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Manuel Espino Heredia, explicó a este periódico que su central ha corroborado la veracidad de esta denuncia y ha presentado quejas ante la Jefatura por el comportamiento de la jefa de la comisaría de Morón. "Al uso del coche para fines particulares, al incumplimiento de los horarios de trabajo y al archivo injustificado de denuncias se le une el trato degradante hacia los funcionarios", destacó Espino, que ha solicitado que se abra un expediente a la inspectora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios