El alcalde alerta del malestar por una ola de robos con autores reincidentes

  • El 80% de los casos se esclarecen, pero los detenidos quedan en libertad al poco, pendientes de juicio

Comentarios 1

La situación vuelve a repetirse: un pequeño municipio en el que desde hace meses se producen robos casi a diario. La Policía Local y la Guardia Civil cumplen con su función y detienen a los presuntos autores, que pasan a disposición judicial pero quedan en libertad al poco, pendientes de juicios que se acumulan y se fijan a años vista. Mientras tanto, en unas horas o en unos días, vuelven a intentarlo, a ser detenidos, ante el creciente malestar ciudadano por la sensación de indefensión e impunidad.

El que ha avisado ahora ha sido el alcalde de Tocina, Francisco José Calvo, quien en un comunicado advirtió ayer de la "alarma social" que se está produciendo en el municipio, que no llega a los 10.000 vecinos, y que puede "provocar incidentes" si no se ataja por algún medio, porque esos presuntos autores también viven en Tocina. El edil no se refirió a ningún otro caso, pero en la mente de todos está lo ocurrido en Estepa, hace ahora casi dos años, cuando una manifestación convocada sin autorización terminó en graves altercados.

Según explica Calvo, en Tocina la oleada de robos se viene produciendo desde hace varios meses, aunque en las últimas semanas se han intensificado, con una quincena. El 80% ha sido esclarecido por los cuerpos de seguridad y "los presuntos autores, que son siempre los mismos, han sido detenidos y puestos a disposición judicial", subraya. Según afirma se trata de un grupo de personas que viven desde hace tiempo en Tocina, aunque no son de esta localidad. Algunos de ellos tendrían problemas de drogadicción, de ahí que no tarden que en volver a delinquir. "El problema radica en que los juzgados vuelven a ponerlos en libertad, por la lentitud de la Justicia y por el propio sistema judicial existente". Tocina depende de los Juzgados de Lora del Río.

La mayoría de estos robos se han producido en establecimientos comerciales y negocios. La madrugada del martes se produjo el úlitmo. La Policía Local intervino y hubo hasta seis detenidos porque se logró recuperar parte del material robado y se logró identificar a más personas. Ayer permanecían en el acuartelamiento de la Guardia Civil de Montequinto, pendientes de pasar a disposición judicial.

El Ayuntamiento ha anunciado que va a intensificar con dos patrullas de la Policía Local los controles, sobre todo en las inmediaciones de las zonas donde actúan. Según el edil, se ha pedido también tanto a la Guardia Civil como a la Subdelegación del Gobierno en Sevilla que, en tanto que las cosas no mejoren, Tocina cuente con una patrulla permanente. Aunque no se lo han asegurado, porque los medios son limitados y se comparte con varios municipios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios