El alcalde admite no conocer la solución al problema de la A-376

  • Toscano pide esperar al anteproyecto de la Junta para valorar si el soterramiento es la mejor opción · El Pleno abre el concurso para el plan del transporte público

Comentarios 2

El alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, admitió ayer no "tener clara la solución" al problema generado por el tráfico en la travesía de la A-376 a su paso por Montequinto y para el que los vecinos demandan su soterramiento. La oposición en su conjunto se abstuvo en la aprobación del convenio firmado la semana pasada entre el Consistorio y la Consejería de Obras Públicas para la mejora de la autovía y presentó una moción instando al Gobierno al soterramiento de toda la travesía de la barriada. "El abrazo que tuvo el día de la firma del convenio con Monteseirín se parece al de Gallardón y Esperanza Aguirre", ironizó el portavoz de IU, Manuel Lay, para sonrisa general del Pleno.

El regidor, que reconoció estar dando "el apretón antes de las elecciones, como los alumnos cuando se acercan los exámenes", aseguró conocer bien las demandas de los vecinos y que, tras la firma del convenio con la Administración autonómica, "habrá que esperar a la elaboración del anteproyecto; todo dependerá de los técnicos". El portavoz popular, Manuel Alcocer, le acusó de haber excluido a los representantes de la asociación vecinal de Condequinto en el encuentro que Toscano mantuvo el miércoles con la presidenta de la plataforma por la mejora de Montequinto, Asunción González. "Hemos visto que el que se mueve aquí no sale en la foto". González, presente en el salón de plenos, mostró su decepción por el rechazo de la moción presentada por PP e IU: "Nos hubiera gustado que hubiera sido aprobada, pero esperamos que el alcalde mantenga su compromiso de recoger nuestras peticiones. Madrid o Bilbao están soterradas en muchos lugares, es perfectamente normal".

El grupo municipal socialista aprobó, con el apoyo de los dos partidos de la oposición, la apertura del concurso para adjudicar el servicio de transporte público urbano que ha elaborado la delegación de Policía Local. El proyecto municipal espera con el nuevo proyecto que todos los ciudadanos tengan una parada "al menos a 500 metros de casa". El plan establece el recorrido de 5 líneas, dos de las cuales atravesarán el centro y otras tantas actuarán como circulares "para conectar las barriadas más alejadas del casco antiguo". Los autobuses circularán ahora los domingos, pensando en los centros comerciales. IU reiteró su deseo de que el transporte público sea gestionado por una empresa de titularidad pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios