El alcalde tiene que recurrir al voto de calidad en el Pleno por la ausencia de dos de sus ediles

El alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), se vio obligado a recurrir ayer por primera vez en 18 años a su voto de calidad como regidor alcalareño debido a la ausencia de dos concejales de su grupo, con 13 ediles frente a los 12 de la oposición, según informó el Partido Andalucista en un comunicado.

En el orden del día del Pleno ordinario celebrado ayer se incluían dos propuestas referentes a la sociedad municipal Innovar en Alcalá que tuvieron que ser retiradas, dándose la circunstancia de que éstas ya fueron retiradas durante el Pleno pasado por idéntico motivo, indica el comunicado andalucista.

Asimismo, y tras celebrarse la votación de otra propuesta, en este caso de carácter urbanístico, Limones la retiró del orden del día ya que el resultado de la votación no fue suficiente para ser aprobada.

Para la portavoz del Partido Andalucista en el Ayuntamiento alcalareño, Lola Aquino, el problema estriba "en que hay asuntos que por su calado o importancia requieren para su aprobación de la mayoría absoluta del pleno, es decir trece votos a favor, y en el día de hoy [por ayer] Limones solo contaba con once por la ausencia de dos de sus concejales".

Además, añade la andalucista, "hoy se ha ausentado un concejal de la oposición, de tal manera que Limones ha podido sacar adelante sus propuestas con su voto de calidad como alcalde". Insiste Aquino en que "de haber estado al completo la bancada de la oposición, no sabemos que habría hecho, porque ni con su voto de calidad hubiese sido suficiente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios