Tribunales

Dos ex alcaldes de Morón aceptan siete años de inhabilitación

  • El 'popular' Manuel Morilla y el socialista José Párraga se declaran autores de un delito de prevaricación urbanística

Comentarios 8

Los ex alcaldes de Morón de la Frontera Manuel Morilla (PP) y su antecesor, José Párraga (PSOE), han sido condenados a siete años de inhabilitación para cargo público y una multa de 1.080 euros por prevaricación urbanística al permitir industrias ilegales en un polígono de su localidad.

Fuentes del caso han informado que el juicio, previsto en el juzgado penal 5 de Sevilla, no ha llegado a celebrarse porque Morilla y Párraga se han declarado culpables y han aceptado la condena pedida por el fiscal y la acusación particular que ejercieron los vecinos afectados.

Ambos ex alcaldes han sido condenados por consentir la instalación de industrias en un antiguo secadero de algodón situado en un terreno calificado como "de uso agropecuario", donde se instaló un aparcamiento para 150 camiones, una empresa de tapicería de muebles y un centro de lavado y engrase de vehículos.

Desde el 2001, tanto Párraga como Morilla permitieron la "consolidación de hecho" de un polígono industrial "totalmente ajeno a la legalidad", sostenía la acusación de la Fiscalía de Medio Ambiente.

Según los hechos reconocidos por los acusados, entre el 2001 y el 2005 tuvieron lugar al menos ocho plenos municipales en los que se denunció la ilegalidad de las sucesivas licencias otorgadas y las molestias que estaban sufriendo los vecinos, y además tanto el arquitecto municipal como el secretario de la corporación emitieron sendos informes en contra de las licencias.

A la condena impuesta le ha sido aplicada la atenuante de dilaciones indebidas por el retraso que sufrió la causa entre el 2005 y el 2011, aunque muchas de las suspensiones que sufrió el juicio se debieron a enfermedad del propio Morilla.

El abogado Francisco Vega Batanero, que ejerció la acusación en nombre de la asociación de vecinos La Alameda, ha expresado su satisfacción por el resultado de la vista pues han conseguido su objetivo de demostrar que los dos procesados habían cometido un delito y fueran declarados culpables.

Con este resultado, además, "se da credibilidad a los movimientos vecinales que se levantaron contra las licencias urbanísticas otorgadas en unos terrenos donde no era posible por su calificación", ha precisado.

Además de los siete años de inhabilitación para cargo público, Morilla y Párraga han sido condenados a una multa de doce meses con cuota diaria de tres euros, lo que equivale a 1.080 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios