El año jubilar de Consolación se cerró con 800.000 peregrinos

  • La Hermandad solicitará al Vaticano que el templo pueda celebrar el jubileo periódicamente · Pastelerías y bares aumentan sus ventas entre un 20% y un 45%

Comentarios 0

Menos de un mes después del cierre del año jubilar del Santuario de Consolación, concedido por el Vaticano con motivo del V Centenario de la llegada de la imagen de la Virgen del mismo nombre a Utrera, se conocen ya algunos datos sobre la repercusión que ha tenido el evento. Alrededor de 800.000 peregrinos han pasado por el santuario a lo largo de 2007, según cifras facilitadas por Salvador de la Quinta, comisario de los actos.

Estas visitas han coincidido sobre todo con los fines de semana y han sido más intensas en la última parte del año, cuando se ha incrementado la presencia de grupos y de hermandades. Los hitos se produjeron con la visita del Príncipe de Asturias, los festejos taurinos, el Santo Entierro Magno, así como las novenas por los barrios y la pontifical que se celebró en una abarrotada Plaza del Altozano.

Para la organización, en la que se integran particulares, muchas personas vinculadas con la iglesia y el clero de Utrera, además de la Hermandad y el Ayuntamiento, se trata de un "éxito", teniendo en cuenta que la declaración del V Centenario como año jubilar -una indulgencia plenaria que el Papa concede a los peregrinos que visitan en determinados momentos determinados templos- llegó del Vaticano pocos meses antes de su inicio y no se tenía experiencia previa en la organización de un evento y una agenda cultural y festiva de este calado.

Desde el punto de vista religioso, el Centenario ha servido para "reverdecer" la devoción por la patrona de Utrera, que a lo largo de los siglos ha traspasado los límites del municipio. En los siglos XVI, XVII y XVIII el templo utrerano acogía la romería más importante del país. Para que el espíritu del Centenario prevalezca, la Hermandad prepara una propuesta para que el Papa considere la posibilidad de que el año jubilar no sea sólo un evento puntual sino que pueda celebrarse cada siete años, como ocurre en otros templos y confían en contar con el apoyo del cardenal y arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, una de las personalidades que más se ha volcado con la celebración y que ha visitado Utrera más de 20 veces a lo largo del año.

Al margen de lo religioso, el comisiario destaca el calado cultural de gran parte de los los 400 actos organizados. Entre otros ponentes y conferenciantes, han pasado por Utrera en este tiempo Antonio Gala, Paloma Gómez Borrero, José Antonio Marina, Ángeles Caso, Alfonso Ussía, Andrés Amorós, Almudena de Arteaga, Nativel Preciado, Bernat Soria o Félix Grande.

También hay un primer balance de la repercusión económica en la ciudad. Las 150 plazas de alojamiento con las que cuenta Utrera han estado al completo en algunos momentos, como la visita del Príncipe de Asturias o los festejos taurinos, además del Santo Entierro Magno, que se celebró el Sábado Santo. En lo que respecta a negocios de hostelería y las populares pastelerías utreranas, se estima que las ventas han sido entre un 20 y un 45 por ciento superiores a las de otros años, debido a las compras que han realizado los peregerinos.

En cuanto al reflejo del nombre de Utrera y los actos del Centenario en medios de comunicación, éste ha sido especialmente significativo en prensa religiosa, incluso internacional, aunque destaca la proyección que tuvo la visita del Príncipe. Prodetur, la empresa de Desarrollo y Turismo de la Diputación, también ha organizado visitas de periodistas especializados a Utrera durante el V Centenario. Se estima que en la organización de los actos se han gastado unos 800.000 euros, de los que la mayor parte ha provenido del dinero que diversos patrocinadores a través del Ayuntamiento. Una cantidad similar y también procedente de empresas privadas ha podido gastarse en mejoras del santuario y en equipamientos.

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios