La apertura de negocios repunta en la provincia

  • Los principales ayuntamientos constatan un aumento de las peticiones de licencias de apertura. Las de obras, salvo casos puntuales, no acaban de recuperarse.

A partir de 2010 la crisis económica cayó como un mazo en los ayuntamientos, que pasaron de estar desbordados por la petición de licencias para apertura de negocios y grandes obras a quedar parados en ese sentido, con la agravante de que era además una vía principal de financiación para inversiones y servicios municipales. Algunos años después y con una aparente recuperación económica, lo cierto es que, salvo excepciones -Osuna, tras el premio de la lotería de Navidad, Dos Hermanas, por el potencial residencial de Entrenúcleos, Los Palacios o La Rinconada por algunas inversiones de carácter empresarial- la solicitud de licencias de obras sigue estancada o con repuntes "leves". Pero sí va al alza la petición de licencias para abrir negocios, algo en lo que muchos ven un signo de mejoría, coherente además con los datos de empleo y el hecho de que muchos trabajadores, dado que es difícil hallar empleo por cuenta ajena, lo intenten como autónomos.

Si se tiene como referencia Dos Hermanas (uno de los mayores ayuntamientos de Andalucía) la evolución es clara: en 2014 se presentaron 152 solicitudes de licencia con declaración responsable (el emprendedor certifica que cumple los requisitos y abre su negocio, luego el Ayuntamiento inspecciona y confirma que todo está en orden). En 2015 ya fueron 226, lo que supone un 48% más. Pero de enero y mayo de 2016 ya suman 133. Según la edil de Ordenación del Territorio, Ana María Conde, el cambio de tendencia se empezó a notar en el segundo semestre de 2015 y, en Dos Hermanas, se está produciendo también con las obras, después de años en los que no se tramitaba ningún proyecto de cierta envergadura.

En Utrera, otra población que supera los 50.000 vecinos, en los tres primeros meses de 2015 se presentaron 19 declaraciones responsables. En 2016 han sido 36, un incremento de casi el 90%. Desde el gobierno local se destaca que es un indicativo de que la economía se está "animando", aunque sigue siendo una prioridad trabajar para dar las mayores facilidades. En Lebrija también se ha percibido ese aumento en la petición de licencias para nuevos negocios. Del 1 de enero al 31 de mayo han sido 55, frente a las 47 del mismo periodo del año anterior, un 17% más. En lo que respecta a las licencias de obras, fuentes municipales apuntan igualmente a un "ligero incremento" incluso si se excluyen las que se pidieron en el primer trimestre de 2016 por el plan de ayudas para la mejora de la eficiencia energética (cambio de ventanas, básicamente), que dispararon las solicitudes.

En Carmona, la tendencia positiva en la apertura de nuevos negocios viene desde 2014, cuando se contabilizaron 63 nuevas empresas y establecimientos, frente a 42 de 2013 o los 29 de 2012. La cifra fue similar en 2015, aunque con un ligero incremento hasta un total de 68 nuevas empresas o actividad económica. Esta cifra supone un 74% más que hace dos años. Entre enero y mayo de 2016, han logrado licencia 45 nuevos comercios y empresas. El alcalde, Juan Ávila, considera que los datos reflejan una "paulatina" reactivación de la economía local.

Desde el Ayuntamiento de La Rinconada no se han aportado cifras concretas, pero sí apuntan que tanto la evolución de las licencias de obras como de apertura de nuevos negocios sigue una "línea ascendente", sin un "repunte pronunciado", como pronunciada fue la caída con la crisis. Ese ascenso está relacionado, sobre todo, con Aerópolisis, un yacimiento empresarial, que el propio Consistorio reconoce como "fundamental", vinculado a la aeronáutica. En lo que respecta al sector servicios y a la actividad económica relacionada con la pequeña y mediana empresa, la línea también es "ascendente" y a diario se tramitan nuevas aperturas, "aunque la mayoría están vinculadas a cambios de actividad o de propietario".

El edil de Urbanismo de Camas, Miguel Ángel Marín, se refiere a esos cambios de titularidad como "volatilidad" y también son frecuentes en este municipio del Aljarafe. Pero, al margen de éstos, Marín cifra el incremento en el número de licencias por nuevas actividades en lo que va de año con respecto a 2015 en entre un 10% y un 15% . En ambos años ya estaba en vigor la declaración responsable para actividades inocuas. El repunte no se está dando en Camas con las licencias de obras. Las que se han presentado en lo que va de año son prácticamente las mismas que en 2015 y en los años previos, ya con la crisis económica. El edil apunta que, con fecha del 1 de julio, entrará en vigor una nueva ordenanza, que también incorpora la declaración responsable para las obras menores y se espera que ayude a que se declaren muchas intervenciones que se hacen ahora en las viviendas.

En el caso de Mairena del Aljarafe, el mayor núcleo del Aljarafe y con el parque PISA, sí se produjo un salto en lo que respecta a licencias de obra mayor de 2013 a 2014: de 106 proyectos a 159, un 50% más. En 2015 la cosa se estancó con un ligero retroceso: 152 proyectos. La solicitud de licencias de apertura también bajó en 2015 con respecto a 2014. Pero hay un dato halagüeño, el del número de empresas que pagan el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), lo que implica que facturan al año más de un millón de euros. Frente a la treintena de 2013 y 2014, el año pasado subieron a 37.

En Los Palacios, también con cerca de 40.000 vecinos, tanto las licencias de obras como de negocios arrojan cifras en lo que va de año similares a las de 2015 y en 2014, si bien se espera un salto en materia de construcción por primera vez en años por varios proyectos importantes que se están tramitando en el Ayuntamiento. Algunos son de vivienda, pero la mayoría de carácter empresarial, como un complejo industrial en Maribáñez, un edificio de oficinas junto a la rotonda de La Unión o una fábrica de concentrado de tomate en El Trobal o una zona de restauración junto a la N-IV.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios