Alcalá de Guadaíra

El archivo de la causa contra Limones recrudece la pugna en el PSOE local

  • Un grupo de militantes responsabiliza a la alcaldesa de las consecuencias del caso ACM y ésta anuncia querellas

  • Recogerán firmas para que el candidato a las elecciones se elija en primarias

Limones, seguido de Ana Isabel Jiménez, saluda al presidente de la Diputación, en una imagen de archivo. Limones, seguido de Ana Isabel Jiménez, saluda al presidente de la Diputación, en una imagen de archivo.

Limones, seguido de Ana Isabel Jiménez, saluda al presidente de la Diputación, en una imagen de archivo. / juan carlos vázquez

Hace unas semanas, cuando el PSOE hizo público cómo se aplicaría el reglamento para elegir candidatos a las elecciones municipales con primarias, se dijo que éstas serían excepción en ciudades de más de 20.000 vecinos en las que ya gobierna. Salvo renuncia, repetirá el alcalde y sólo habrá primarias si las piden la mitad más uno de los militantes. Pero un grupo de socialistas de Alcalá de Guadaíra ha anunciado que iniciará en mayo la recogida de firmas para promover un candidato alternativo a la actual alcaldesa, Ana Isabel Jiménez. Se descarta un regreso del ex alcalde Antonio Gutiérrez Limones y se piensa en una "persona joven", apuntan. Ello, si se logran las firmas, porque este mismo grupo de críticos afines al ahora diputado socialista se quedó con el 42% de apoyos en el último congreso local del partido, en el que Ana Isabel Jiménez fue elegida secretaria general. En cualquier caso, pondrá en evidencia otra vez las tensiones en una de las ciudades andaluzas que se mantienen como feudo socialista.

Las diferencias en la agrupación y en el grupo socialista del Ayuntamiento se han reavivado y subido un grado con el auto del Tribunal Supremo que archivó la causa contra Limones por el caso ACM, que forzó su dimisión como regidor en 2016 dando paso al otro sector del partido que ahora se agrupa en torno a Jiménez, "tras casi cinco años de continuo acoso político" por el asunto, destacan los críticos. En un comunicado que firman tres personas, Antonio Díaz, Ángeles Díaz y María José Molina, en nombre de esa militancia en la que están otros históricos afiliados del PSOE alcalareño, como Francisco Pérez Moreno o Rafael Chacón, reclaman que la regidora asuma ahora "responsabilidades políticas", que dimita por haber "dinamitado el legado socialista en Alcalá". En esta línea aseveran que "fue ella y otros tres militantes del PSOE quienes provocaron esta causa", que se sigue instruyendo en el juzgado de Alcalá de Guadaíra", con otros diez investigados, que no están aforados. Aunque el grupo cree que el auto del Supremo es "contundente" y marca la pauta para el resto de caso, el juez instructor sí apreció indicios de delito en las anomalías contables y en gastos facturados por la sociedad municipal.

En la nota apuntan a que hubo cierta intencionalidad en la reunión y en la grabación que se hizo. "La actual alcaldesa y secretaria general del PSOE de Alcalá y José Manuel Rodríguez, ahora vicesecretario del comité local y gerente de Servicios Urbanos del Ayuntamiento fueron dos de los que en 2011 grabaron de forma oculta una reunión con el contable de la sociedad municipal ACM, como consta en la exposición razonada del magistrado juez número 2 de Alcalá, y dos años después, hicieron llegar esa grabación a la oposición en el Ayuntamiento, que a su vez la entregó a la Fiscalía, iniciándose esta causa", insisten. Las otras dos personas ya no son militantes del PSOE. El grupo afirma que Jiménez y Rodríguez "ocupan esos puestos de forma legal pero ilegítima, habiendo recurrido a métodos indignos para conseguirlo, como es grabar una reunión manipulada y pasar su resultado a la oposición".

Tras conocer el contenido de esta nota, Ana Isabel Jiménez anunció que van a presentar una querella por injurias y calumnias, al considerar que se les acusa prácticamente de haber participado en una trama. En este sentido, recuerda que estuvo en aquella reunión, informó a los órganos del partido de todo lo que se dijo y declaró como testigo cuando la llamó el juzgado en 2014. Lo demas -añade también- es fruto de las instrucciones del propio juzgado y de los informes de la Guardia Civil.

En cuanto a su legitimidad como alcaldesa, recuerda que fue refrendada para el cargo por la asamblea local y el grupo municipal y no ve más detrás del nuevo comunicado y en el intento de favorecer unas primarias que cierta "actitud revanchista" por parte del sector del PSOE al que se impuso en la último congreso local y por mantener viva la disputa, para desgastarla.

En el comunicado de los críticos también se reprocha a la ejecutiva local socialista el que se negara a mostrar públicamente su apoyo y confianza en el ahora diputado cuando fue citado a declarar ante el Supremo en enero, como lo hizo el partido a nivel provincial, andaluz y federal. Por ello, califican de "hipócrita" la nota que la ejecutiva alcalareña sí remitió tras la noticia del archivo de la causa, la semana pasada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios