Los hijos de la mujer asesinada en Écija se personarán como acusación particular contra su padre

  • El juzgado ha citado a los dos hijos mayores de edad para declarar como perjudicados el 15 de abril.

Los hijos de Petra M.M., la mujer que falleció el pasado mes de marzo tras ser degollada supuestamente por su marido -Antonio L.G., de 48 años- en la vivienda que ambos compartían en la localidad de Écija, se personarán como acusación particular contra el detenido, según ha informado el abogado que los representará, Fernando Osuna.  En este sentido, el letrado ha indicado que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Écija ha citado a declarar como perjudicados el próximo día 15 de abril a dos hijos mayores de edad de Petra, que se personarán como acusación particular frente a su padre "para ejercer las acciones penales y civiles que les asisten por este censurable hecho".

ras indicar que el caso se tramitará "posiblemente" por la Ley del Jurado, el letrado también ha anunciado que la juez instructora llamará a declarar en las próximas fechas a vecinos y familiares de la mujer y del imputado, que ingresó en prisión por un delito de homicidio el pasado día 20 de marzo después de reconocer haber matado a su esposa con un hacha. 

El bufete de Fernando Osuna conocía a la víctima "desde hacía muchos años", dado que había sido cliente en varias ocasiones, punto en el que el abogado ha señalado que Petra "trabajaba como asistenta doméstica cuidando a personas ancianas" y "tenía fama de muy buena persona y familiar". El caso lo instruye el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de la localidad de Écija al ser el competente en materia de violencia sobre la mujer. 

Fue a las 11:20  del día 18 de marzo cuando un vecino de la pareja -que no pudo ser localizado- llamó a la Policía alertando de que se estaban escuchando ruidos procedentes de la vivienda de la pareja, por lo que los agentes se trasladaron hasta el lugar de los hechos, hallando en el suelo el cadáver de una mujer con "diversas" heridas y signos de violencia. Los agentes localizaron en los alrededores de la vivienda, concretamente apoyado en un coche, al marido de la víctima, que al ver a los agentes intentó ingerir "un bote entero" de pastillas trankimazín, aunque los agentes impidieron su propósito de manera parcial, ya que llegó a ingerir algunas de esas pastillas. Tras ello, los agentes decidieron llevarse al marido de la víctima a comisaría de manera preventiva, ya que varios familiares de la fallecida estaban arremetiendo contra él al creer que era el autor de la muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios