El asilo que se incendió está aún sin homologar

  • El gobierno admite que en la zona que ardió no hay alarma y anuncia ahora que construirá otro edificio

La residencia que la Diputación posee en Cazalla de la Sierra y en la que se declaró un incendio el pasado domingo no está homologada, porque no cumple los requisitos que se exigen por ley para estos centros. Además, la zona donde se originaron las llamas, un almacén, carecía de dispositivo de alerta de incendios, lo que, en opinión del PP, podría haber originado "una tragedia" si el incidente se hubiera producido de madrugada y no por la tarde.

El grupo presentó ayer una moción por vía de urgencia en el Pleno para exigir soluciones. Durante el debate, recordó que un ala entera del edificio, con unas diez plazas, está cerrada por no reunir las condiciones, una situación "inadmisible" para un centro público y dada la demanda de plazas residenciales existente.

El diputado socialista Francisco Morales Zurita explicó que el sistema de seguridad se instalará en breve. Su contratación se inició a finales del año pasado. También leyó el informe de los Bomberos, que concluye que el fuego se originó por el "efecto lupa" de una ventana sobre un producto de limpieza, que comenzó a echar humo. Los Bomberos felicitan a los trabajadores, que habían recibido cursos sobre emergencias, porque ellos mismos controlaron las llamas y evacuaron a los 30 residentes en diez minutos. Sobre el estado del edificio, anunció que ya se ha decidido que la única forma de homologarlo es construir uno nuevo en el patio, que se incluirá ya en el próximo plan provincial de Servicios Sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios