El precio del autobús subirá un 4,3% entre denuncias de "pucherazo" de IU y PP

  • La Junta esgrime un informe del secretario del Consorcio de Transportes de Almería para defender que las tarifas pueden aprobarse con la mayoría simple del PSOE

Los representantes del PSOE en el Consorcio Metropolitano de Transportes -en el que se integran 45 municipios del entorno de Sevilla, la Diputación y la Junta- aprobaron ayer las nuevas tarifas de los autobuses para el año 2012, con una subida media del 4,03%, entre denuncias de "pucherazo" de IU y PP. Y es que la Presidencia que ejerció Josefa López, directora general de Transportes de la Junta, esgrimió un informe del secretario del Consorcio de Almería para defender que la aprobación de los nuevos precios era posible con la mayoría simple que tienen los representantes del PSOE, frente a la cualificada de dos tercios que exigió el secretario de Sevilla y que no se logró en el anterior consejo de administración porque el PP e IU votaron en contra de la subida. El intento de llegar a un acuerdo con el PP no prosperó el jueves.

El gerente del Consorcio, Armando Gutiérrez, quiso reducir ayer la polémica a un problema de interpretación jurídica, que está previsto en los estatutos. Éstos establecen que, en caso de discrepancia y oído el secretario, es la Presidencia la que tiene la última palabra. Pero el recurso jurídico ha provocado duras críticas de los representantes de municipios gobernados por el PP e IU, que han adquirido mayor peso en el consorcio desde las elecciones municipales. La federación de izquierdas anunció que va a estudiar la impugnación de las tarifas, por la forma en la que se han aprobado y dado que ya se rechazó una subida el 29 de noviembre.

El PP defendió que la revisión de los precios, la primera en tres años, no debía haber superado el IPC y puso en cuestión la gestión del ente, en una compleja situación económica. No obstante, ésta se debe, sobre todo, a que los municipios se han retrasado en el pago de las cuotas que están obligados a aportar. La Junta, de hecho, ya ha retirado más de un millón de euros a los ayuntamientos a cuenta de esos pagos pendientes.

En lo que afecta al ciudadano, el billete simple pasará a costar 1,30 euros para los trayectos más cortos y 3,20 para los municipios más alejados de Sevilla, con una subida media del 4%. Si se usa la tarjeta, la subida se queda en el 3,50% y los precios van de los 87 céntimos que costará moverse dentro de la misma corona a los 2,69 euros de los trayectos más alejados. Estos precios son ligeramente inferiores a los incluidos en la propuesta inicial que frenaron IU y el PP en el consejo del 29 de noviembre.

Una vez que las tarifas salieron adelante, ayer fue posible también aprobar el presupuesto del Consorcio para el año que viene, que asciende a 28,4 millones, de los 20,3 se van a subvencionar el coste de los viajes y 5,3 a mejorar los servicios, según destacó la propia Josefa López, quien anunció además que la Junta realizará el año que viene un aportación "extraordinaria" de más de 636.000 euros al consorcio.

Haciendo balance, la Junta recordó que en la actualidad hay en uso más de 330.000 tarjetas del ente, compatibles con el Metro de Sevilla y los autobuses de Tussam. En los nueve primeros meses del año 2011 se han registrado más de 18,4 millones de viajes con este dispositivo, de los que 6,7 millones han sido en la línea 1 del Metro, 3,2 en autobuses de la capital y el resto en autobuses metropolitanos, un 7,73% más que en 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios