Administración local

Siete ayuntamientos sevillanos deben a los bancos más de mil euros por vecino

  • El plan de pago a proveedores eleva la deuda viva por encima de los mil millones de euros, casi un 25% más que el año anterior Sólo 4, entre ellos. La Rinconada, logran funcionar sin créditos.

Comentarios 11

Los créditos que los ayuntamientos sevillanos tuvieron que firmar en el año 2012, forzados por el Gobierno central, para pagar las facturas que tenían pendientes con empresas y autónomos, han elevado en casi un 25% la deuda bancaria de los mismos. En concreto, los 105 municipios sumaban a 31 de diciembre una "deuda viva", en la denominación oficial, de más de mil millones (1.073.443.000), que equivalen a 553 euros por cada habitante de la provincia. La cifra se quedó en 873 millones en 2011, 445 euros por vecino, según el padrón oficial de ese año, cuando era difícil estimar la deuda total de las administraciones locales, ya que parte estaba oculta en esas facturas en los cajones que el plan de pago a proveedores ha obligado a sacar.

Según se desprende de los nuevos datos publicados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, 27 municipios deben más de 600 euros por vecino, cuando en 2011 sólo eran doce. Siete deben incluso más de mil euros por cada uno de los habitantes que tenían empadronados en 2012. Es el caso de Morón de la Frontera (que se sitúa primero en el ranking de la provincia con 1.252 euros de deuda bancaria por vecino); Alcalá de Guadaíra (1.160); Écija, Lebrija, Gerena (superan los 1.100) y Montellano (1.096). Todos éstos estaban también entre los que tenían más deuda bancaria en 2011, aunque la han aumentado de forma notable.

Pero el plan de proveedores ha hecho que otros escalen puestos de forma muy llamativa. Marinaleda, por ejemplo, ha pasado de tener una deuda con entidades financieras o de crédito de 741.000 euros en 2011 (266 por vecino) a deber más de 2,8 millones o 1.015 euros por cada uno de sus habitantes.

Como Marinaleda, hay otros 18 municipios en los que la deuda financiera ha aumentado más de un 100%, lo que implica que su deuda con proveedores llegó a duplicar varias veces incluso la bancaria. Todos ellos tienen menos de 20.000 habitantes. La excepción es Los Palacios y Villafranca, que ha pasado de deber a los bancos once millones a más de 33, lo que equivale a 890 por vecino. En esta deuda no se incluyen pagos pendientes con otras administraciones o con Hacienda y Seguridad Social, ni las facturas que se hayan podido generar y no pagar desde diciembre de 2011, hasta donde abarcó ese primer plan de pago a proveedores para los ayuntamientos.

Con respecto al año 2011, también aumentaron de forma exponencial su deuda Lora del Río, Osuna, El Viso del Alcor, Huévar, Espartinas, Sanlúcar la Mayor, Villanueva del Ariscal, Tocina o Albaida del Aljarafe. Y otros más pequeños y fuera del área de influencia metropolitana como Constantina, Los Corrales, Los Molares, El Pedroso y El Real de la Jara.

En términos absolutos, la mayor cantidad de deuda viva es la de capital: 480 millones de euros, un 36% más que el año anterior, 683 por vecino y el 44,7% del conjunto de la provincia. En el segundo lugar está Alcalá de Guadaíra, que pasa a deber más de 85 millones a los bancos frente a los 62 con los que cerró 2011. Ello supone casi el doble que el siguiente Ayuntamiento, Écija (45 millones), y casi cuatro veces más que Dos Hermanas, que casi le duplica en población.

El plan de pago a proveedores ha hecho además que algunos municipios que no tenían deuda bancaria en 2011 la hayan tenido que contraer: Pruna, Salteras y Tomares. Sólo Alcolea del Río, El Ronquillo, Villanueva de San Juan y La Rinconada logran mantener a cero el marcador de lo que deben a entidades financieras. El caso de éste último municipio es especialmente llamativo, puesto que está en el área metropolitana y ha ejecutado importantes inversiones. A contracorriente, 21 municipios logran reducir o amortizar deuda viva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios